Banner

ATQ Radio

 

 

Nuestras tarifas

Contactar

Contacta con nosotros



Aplicación El Sol

Televisión

Youtube - Más videos de El Sol de Antequera

Petición de fotos


Banner
Banner
Banner
Reportajes
La Antequera que conquistó el Infante Don Fernando (II): la Medinat Antaqira PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ángel Guerrero   
Viernes, 23 de Julio de 2010 18:53

Medinat Antaqira sería parecida, en sus mejores épocas, a las ciudades de su tipo, como las del norte africano: el "centro" era la "medina" o ciudad amurallada, con la mezquita, el alcázar y los mercados. Estaba rodeada de una muralla a la que se iban adosando barrios y de cuyas puertas nacían las calles principales que se distinguían, más anchas y empedradas, de las terrizas, tortuosas y con cambios continuos de dirección para lograr sombras contra el sol. Entre ellas, surgían pequeñas plazas con mercados o "zocos". Había "baños públicos", separados los de mujeres de los de hombres. Tenían cementerios independientes para musulmanes, cristianos o judíos, así como hospitales y leproserías.

Las grandes puertas se cerraban por la noche, en que policías armados y acompañados de perros y con faroles en la mano hacían la ronda para garantizar el descanso y evitar a los ladrones. El número de puertas determinaba la importancia de las ciudades.

Los barrios acogían a artesanos y comerciantes que se establecían agrupados, surgiendo calles de los curtidores, tejedores, zapateros, herradores, drogueros, pañeros, cantareros…

 

La vida diaria: el campo

Al amanecer salían al campo los labradores, de secano o regadío utilizando las aguas del Río de La Villa, transportadas por molinos y acequias. Trajeron las moras y los gusanos de seda, arroz, caña de azúcar, palmeras datileras, plantas aromáticas y medicinales y algodón, que se alternaban con los cultivos tradicionales de olivos, cereales, vides –aunque tenían prohibido el vino–, frutales y otros.

A mediodía crecía la animación en las calles, con mercaderes montando tenderetes con alimentos, especias, frutas exóticas, libros, tapices… Los barberos afeitaban en las esquinas y se instalaban puestos de freidurías de masas, aguadores, herbolarios… Completaban la estampa mendigos, ciegos con sus lazarillos, así como narradores de historias o cuentos.

 

Las casas

Las viviendas, muy parecidas, variaban en su interior según la riqueza, pues los ricos habitaban una mansión para ellos solos y los pobres compartían una entre varios. Fachadas lisas, ventanales estrechos y altura de dos pisos. Tras el portón, un zaguán por el que se accedía al patio, con galerías de columnas de mármol y macetas, arriates y pequeñas albercas o fuentes surtidores en medio. Al lado de las galerías habitaciones que servían de dormitorio por la noche y en la segunda planta, las mujeres. Las casas pobres eran por el estilo: puerta, zaguán, patio con pilares de ladrillo y habitaciones laterales ocupadas cada cual por una familia entera. Las mujeres hacían labores domésticas, distrayéndose asomándose a las celosías o en los días de baño acudiendo las amigas juntas.

Los muebles, grandes baúles con los enseres y utensilios; camas con colchones de lana y sábanas bordadas y las cunas, empapadores de cuero. En la cocina, platos, sartenes, ollas de cobre, cestos, con la despensa guardando aceite, harina, miel, vinagre, frutos secos, conservas y otros, todo cerrado con llave que custodiaba el padre. En las comidas, arroz y fritos; poca carne, sólo de animales que "balaran". En cuanto a la bebida, agua con esencias y jarabes hechos de membrillo, manzana, granada, limón, naranja, horchata… En invierno, braseros de carbón, y todo el año pequeños braseritos para incienso y plantas aromáticas. Para alumbrarse, velas de cera, candelabros o candiles.

 

La familia

Poder absoluto del padre que podía tener hasta cuatro esposas "oficiales" y los grandes señores, concubinas, pero en la práctica era muy escasa la poligamia por el costo que suponía.

En las bodas se fijaba la dote que el novio daría a la novia que, por su parte, aportaba ropas, enseres, tapices y otros para el hogar. Firmado el contrato se fijaba la fecha de la boda, consultando antes a un astrólogo que aconsejaba la más propicia. La fiesta comenzaba en casa de la novia, seguía en la del novio y concluía en el nuevo hogar. Ya casada, la mujer no podía enseñar el rostro más que al marido, quedando sometida por completo a su autoridad. Los días de baños se reunían las amigas para charlar y jugar; los viernes acudían a la mezquita y luego a los cementerios, lugar de citas por cierto para las viudas. La influencia de la mujer cristiana, que convivía en las madinas, hizo que poco a poco la mujer musulmana alcanzara logros: mujeres escritoras, poetisas, que no dudaban en denunciar al marido en caso de que la tratara mal y solicitando el divorcio que se concedía si los jueces comprobaban que los hechos eran ciertos.

Las mujeres se adornaban con joyas, bisutería y tras los baños, amplia gama de perfumes densos y dulces como el almizcle, el ámbar negro o los aceites perfumados.

 

Los niños

Cuatro era el número normal de hijos en una familia. La circuncisión se efectuaba al mismo tiempo para un grupo de niños, en medio de una fiesta a la que se invitaban a niños pobres. En la escuela, los niños aprendían a leer y escribir; cálculo y gramática, impartidos por maestros que a veces cobraban un salario o lo cambiaban por la manutención…

 
La Antequera que conquistó el Infante Don Fernando I: las primeras civilizaciones PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ánbgel Guerrero   
Viernes, 09 de Julio de 2010 17:36

Acercándonos ya a las fechas que marcan nada menos que el DC Aniversario de la Incorporación de Antequera al Reino cristiano de Castilla, bueno será referirnos a la ciudad que dio nombre a su conquistador. Para ello, repasando los tratados de F. AZNAR, J. GREUS, CRISTÓBAL FERNÁNDEZ, CABRERA, FERMÍN REQUENA y otros, recordar con brevedad que a la llegada de los romanos en el siglo I, impresionados sin duda por los vestigios megalíticos, la llamaron Antiquaria, del latín "Anticuus".

Sin embargo, no conviene olvidar que hay tesis que pretenden formar el nombre de Antikaria de las voces Antia y Aquaria. La primera, atribuida a un pueblo en cuyos restos creen que se edificase Antikaria y la segunda, procedente de la topografía de la ciudad para expresar la abundancia de aguas, pero la mayoría se inclina a su carácter de "conservadora de antigüedades" por la existencia cerca de ella de los monumentos de Singilia Barba, Nescania, Arastepi, Osqua y Astapa, todas ellas municipios libres.

El caso es que la fundación de Antequera va ligada a la aparición del municipio romano de Antiquaria o Antikaria donde existió el único Colegio de Pontífices de los Césares que hubo en España.

El vacío de datos entre los grandes complejos de la prehistoria y el gran legado romano, no es indicativo para ignorar posibles asentamientos de iberos, tartesios, fenicios y cartagineses, que queda patente en barros y sepulcros hallados en Cerro León, del término de Antequera.

Los germanos destruyeron, junto con Antikaria, Singilia, Nescania, Osqua y Aratispi, dejándolas arrasadas, aunque Singilia siguió habitable, como lo prueba su necrópolis, en uno de cuyos sarcófagos de plomo se encontró una moneda de oro de Witerico (603-610). Lo mismo sucede con Antikaria, en la cual entraron las tropas árabes mandadas por Abdelazis-Ben-Muza-Ben-Noseir, hacia el año 714.

 

El Final de la España romana. Las Invasiones bárbaras y bereberes

El Imperio romano, hundida su economía, débiles sus emperadores, desmenuzada su administración, depreciada la moneda arrastrando al comercio y la industria, acusó una fuerte crisis entre los años 200 y 300 de nuestra Era, crisis que determinó el abandono de las ciudades y una desbandada general hacia el campo, ante la garantía que ofrecía la producción de materias básicas.

Como todo esto debilitó el ejército romano, otrora invencible, las tribus procedentes de Asia empujaban a los pueblos del norte y del este de Europa a buscar otros terrenos donde instalarse, encontrando muy apropiados los de la vieja Roma, a la que invadieron, primero mediante una serie de aparentes "tratados amistosos", pero luego, al comprobar la inexistencia de ejército o su debilidad, como una invasión en toda regla, quemando, arrasando los campos, la ciudades, ganándose el apelativo de "bárbaros", de los que cerca de Antequera tenemos una muestra: en las catas realizadas hace años en el Castillón, sede de Singilia Barba, se aprecian a unos ochenta centímetros de profundidad del suelo, unos costurones de unos cuarenta centímetros, que no son sino las cenizas de esa invasión "bárbara"; a la España Romana, sucede la España Visigoda, establecida en el año 409.

Una vez establecidos, los visigodos introducen cultivos como las espinacas y las alcachofas, pero sin igualar la riqueza agraria lograda por los romanos, agravándose la situación por unas plagas que contribuyeron a la ruina económica. Mientras, los hispano romanos se fueron mezclando con los invasores, en un mestizaje que permitió ocupar las ciudades que permanecían en pie o que se reedificaron.

Al igual que ocurrió a los romanos, los visigodos, que no tenían monarquía hereditaria, se debilitaron en las guerras sucesorias. En el año 710, al morir Witiza, lega la corona a sus hijos Agila y Ardobasto, pero la nobleza consideraba que al ser niños prácticamente, el candidato idóneo era Roderico o Rodrigo, que sería el elegido, pero los partidarios de los hijos de Witiza, no se conformaron y llamaron en su ayuda a los bereberes establecidos al otro lado del Estrecho de Gibraltar, soldados mercenarios a los que prometieron grandes riquezas. En el año 711, don Rodrigo es derrotado en la batalla de laco o Guadalete, pero una vez ganada la batalla los bereberes se dieron cuenta de que podían hacerse fácilmente con la península, despoblada y sin ejércitos organizados, de forma que la indefensión de los pueblos hispano–visigodos, ante la sorpresa de quienes les llamaron en su ayuda–, comprobaron la invasión de España que, en la mayoría del territorio hispano fue pacífica, al no tener ejército que se les enfrentara.

La Historia, como vemos, se repite, y los musulmanes se fueron apoderando de la mayor parte de la España visigoda, salvo un reducto inaccesible en el norte de la península, donde se guareció don Pelayo, cuyo papel sería decisivo unos años más tarde. Pero mientras, como decimos más arriba, hacia el año 714 ya tenemos a los musulmanes en nuestro terreno, transformando la Antikaria romana-visigoda en la Madina Antaqira.

 

(Continuará: II. Los Musulmanes en Antequera)

 
Inicios de la ACIA (y III): Tiempos de consolidación y grandes proyectos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ángel Guerrero   
Martes, 15 de Junio de 2010 18:18

En noviembre de 1989, Gustavo Miranda, anuncia campañas para la Navidad. La Asociación se había consolidado, gracias a sus incansables pioneros, gestionando ayudas y patrocinios, convenciendo a los antequeranos y comarcanos, que no tenían que ir fuera en busca de lo que tenían dentro de la ciudad, y dejando sus beneficios –que al final repercutirían en todos— en su tierra. La ACIA, no sólo estaba en marcha, sino que empezaba a ser grande.

Gustavo Miranda quiso dar paso a nuevas iniciativas, y el 26 de junio de 1990, hay Asamblea en el Salón de Actos de la Caja. Aprobación y aclamación a la labor del equipo de Miranda y elección de nueva Directiva: María Luisa Ruiz Seguín, de Viajes "Ibermar", presidente; Juan Gallardo Balta, vicepresidente; Gonzalo Ruiz Rojas, secretario; Enrique Herrera León, tesorero. Cada uno, profesional con inquietudes, destacado en sus respectivos campos y dispuesto a compartir sus experiencias e iniciativas. Se acuerda homenajear a Gustavo Miranda, imponiéndole el primer escudo de Oro de la ACIA.

 

El 5 de agosto, se abre la caseta de la Asociación, que resultó un éxito. En las ferias siguientes se siguió homenajeando a José Ranea, José Campos, Rosa Madrona, José Gallardo.

El 25 de octubre de 1990, importante logro de María Luisa Ruiz y su equipo: se ofrece a los socios la tarjeta "Finamersa" y los créditos "Crediaval" de la Caja de Antequera, especialmente diseñados para Comercios, Empresas y Cooperativas. El 15 de diciembre, se presenta la Campaña de Navidad: uso de la "Tarjeta Antequera", abrir por las tardes, Concurso de Escaparates para atraer al cliente, iluminaciones extraordinarias.

La valía de María Luisa Ruiz no pasa desapercibida a la Cámara de Comercio, que se acuerda de que Antequera también es Málaga y la nombra Vocal, siendo la primera mujer que en los 105 años que tenía entonces la Cámara, entraba a formar parte de la directiva que presidía Martín Criado. María Luisa nos dijo que "Hasta ahora, otros se han beneficiado de nuestras cuotas; ahora nos toca no sólo a los miembros de ACIA, sino al resto de comerciantes antequeranos".

Respaldada por el número de socios, la Asociación pide en agosto del 91, que la Feria vuelva a sus fechas de siempre: adelantarla, suponía que la comarca, que venía a hacer sus compras para las grandes fiestas del 15 de agosto, se encontrara los comercios cerrados por la Feria e iba a otros sitios; los emigrantes tenían "pedidas" las fechas de sus vacaciones para los días de siempre y cuando venían no había Feria… Se solicita recepción al alcalde, ante la decisión de Málaga de fijar sus fechas coincidiendo con las tradicionales de Antequera (Málaga movía a su antojo las ferias celebradas a finales de julio y primeros de agosto…); el alcalde tomaría nota y pronto volvería a sus fechas tradicionales.

 

El 30 de noviembre la Asociación anuncia que no podía pagar el alumbrado navideño, del que el Ayuntamiento costeaba el fluido, mientras Diputación ofrecía una subvención fuerte que nunca llegó…

El 7 de diciembre, abren los comercios los sábados por la tarde, los principales monumentos de la ciudad se iluminan y hay un alumbrado especial en algunas calles… Era otro gran logro de la presidente, que dejaba su puesto en marzo de 1992, al técnico en informática Alfonso Ramírez, a quien irían sucediendo Ricardo Hidalgo, de la Compañía Antequerana de Limpieza, Joaquín Rubio, Rosa Sánchez, Miguel Palomo… Todos buscaron potenciar lo conseguido hasta entonces y seguir ofreciendo alicientes a sus socios. En 1998, se elige presidente a Amadeo Morán que está ocho años en el cargo. Refuerza las relaciones con el Ayuntamiento y otras instituciones y crea los premios "Bienmesabe", nombre que se cambió no hace mucho.

 

Se fueron haciendo homenajes a Antonio Romero, Maruja Morente, Juan Lozano, José María González, Juan Romero, Hojiblanca-Cooperativa Los Remedios, Sastrería Negrillo, Euralex, Las Villas, Abasthosur-Carmona… y abre una espléndida sede en la Plaza de Fernández Viagas. Su esfuerzo para la unión de los empresarios da sus frutos y las buenas relaciones con el Ayuntamiento, sobre todo con el presidido por Ricardo Millán, fructifican en los alumbrados extraordinarios o en el "Centro Comercial Abierto", del que se esperan grandes cosas a juzgar por el esfuerzo económico invertido.

En 2006, es nombrada presidente Esther Granados, que traslada la sede a la calle Ramón y Cajal. Su objetivo es potenciar la Asociación, aumentar logros y atraer a la comarca; mantener que el comerciante sea "profesional", a la hora de ofrecer sus mercancías, de marcar los precios, de atender a su clientela, de hacer entre todos un comercio atrayente, moderno y surtido. Si comparamos lo que era el comercio de hace 25 años con lo que es hoy, se nota el cambio que comenzó, tras muchas gestiones, en Abril de 1985.

 

Pero faltan más, muchas más cosas, más iniciativas, como por ejemplo hace Ronda: resistir la invasión de comercios de fuera, promociones conjuntas, "eso" que hace atractivo al "mercadillo", por poner un ejemplo. De momento, punto y seguido…

 

 
Inicios de la ACIA (II): Tiempos de consolidación y grandes proyectos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ángel Guerrero   
Viernes, 04 de Junio de 2010 11:55

 

La ACIA, gracias a Gustavo Miranda y su equipo, estaba en marcha. Para atender a los cada vez mayor número de asociados se abre una sede en un pasaje de la calle Infante. En ella los asociados dispondrían de asesores fiscales y laborales, gratuitamente, y de azafatas que informarían sobre la Asociación.

El 2 de julio de 1988, se presenta la "nueva" Asociación, a la Alcaldía y a la Caja, pero esta vez acompañados del presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Antonio Martín Criado. Nos dice José María del Pino, que "la encuesta entre los comerciantes tenía resultados muy positivos"; Román Mejías, que "el comercio antequerano estaba dispuesto a ofrecer profesionalidad: tenemos que dejar de ser ‘tenderos’ para ser comerciantes modernos y agresivos". Gustavo Miranda, por su parte, insistía pidiendo a los empresarios antequeranos que dieran más fuerza a la Asociación. "A la hora de pedir préstamos o ventas a plazos, no es igual que lo hagamos 20 que 200 comercios…".

Martín Criado, no ocultaba su sorpresa ante lo que acababa de conocer –la ACIA–, y felicitaba a la Asociación, como al Ayuntamiento y a la Caja por haberla apoyado desde el principio. Anunció la celebración de cursos de especialización para dirigentes y empleados, ofreciendo que se integraran en la Comisión de Comercio Interior.

José Gemas, anuncia que la Caja traería al profesor Fuentes Quintana, para dar una conferencia sobre el "Futuro del Comercio". Por su parte, Paulino Plata, animaba a que "la gente se ponga en marcha, se agrupe y defienda sus intereses, que tenga ideas nuevas y para ello contáis con el apoyo del Ayuntamiento, de la Caja y de la Cámara".

Poco después, se celebran elecciones para renovar la Junta directiva, asistiendo como invitados el teniente de alcalde Javier Garach y el Director de Zona de la Caja Celedonio Vallejo. La nueva directiva la integran Gustavo Miranda, presidente; José María del Pino, vicepresidente; Juan Romero, secretario; Román Mejías, tesorero; Amadeo Morán, Juan Anaya, María del Carmen López, Joaquín López, Enrique Martín, Gonzalo Ruiz, Nicolás Ramos, María Luisa Ruiz y Enrique García, como vocales representantes de diversos gremios y sectores.

El nuevo presidente nos dice que "tras una época de apatía y desinterés, se pone en marcha una Asociación fuerte, para conseguir beneficios, ventajas y ayudas que reviertan en los socios. Editaremos boletines con las ayudas para los socios, haremos cursos de formación, campañas de promoción para destacar el potencial de Antequera y su situación privilegiada para los compradores de toda la Comarca. Pedimos la mejor imagen de Antequera, mayor limpieza y facilidades de aparcamiento; que ofrezcamos a los clientes simpatía y amabilidad y profesionalidad verdadera…".

 

Efectivamente, en noviembre de ese año 1988, ponen en marcha una campaña de Navidad, logrando, en colaboración con el Ayuntamiento, alumbrado especial navideño para las calles y plazas. El lema de la Campaña, "Antequera, una gran ciudad también en Navidad". Los anuncios ofrecen "Profesionales de buenos servicios. Búsquenos". A final de año, la campaña recomienda "Disfrute la Navidad en Antequera. Pasee por calles iluminadas. Viva un ambiente tranquilo. Venga de Tiendas por Antequera: es lo natural. Ya sabe: sus compras en Antequera… sin ir más lejos".

El 6 de febrero de 1989, la Asociación pide al Ayuntamiento la presencia de Antequera en la Feria Internacional de Granada, que creen sería "vital para dar a conocer nuestro comercio, industrias, artesanías y turismo".

El 25 de febrero repasamos el resultado de la Campaña de Navidad: alumbrado, concurso de Belenes, previsiones… La directiva lo considera todo muy positivo, y nos insiste en la conveniencia de estar en Granada para dar a conocer el comercio tradicional, pero también el entonces tan exclusivo de trajes de gitana, faroles artesanos, molletes, mantecados…

El 7 de marzo, el economista de la Cámara de Comercio Juan José Ríos, imparte una conferencia sobre "Nuevas tecnologías Comerciales". La patrocina la Caja de Antequera. El 10 de mayo del citado 1989, Asamblea General, presidida por Gustavo Miranda y, representando al alcalde, el teniente de alcalde Antonio Blanco. Se comentan las actividades realizadas y se apuntan las nuevas: Feria de Turismo de Granada, Campaña de Semana Santa, cambio de sede de Infante a Ramón y Cajal, conseguir de la Caja de Antequera la Tarjeta del Comercio para pagos electrónicos y posibilidades de aplazamientos… José María del Pino, da cuenta de la existencia en la sede de una amplia relación de posibles ayudas oficiales a las que puede acogerse el comerciante antequerano, anunciando hacer una caseta en la Feria de Agosto, como punto de encuentro de los comerciantes, y un curso para vendedores y dependientes organizado en Antequera por la Cámara de Comercio.

En Agosto, y con la colaboración de la Caja, se levanta la Caseta de Feria, que tiene un gran éxito. En ella, la feliz iniciativa de rendir homenaje, cada año, a veteranos comerciantes: el primero, don Jacinto Palomino Rubio.

(Continuará)

 
La Asociación del Comercio e Industrias de Antequera: orígenes y primeros pasos (I) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ángel Guerrero   
Lunes, 31 de Mayo de 2010 11:53

 

La Asociación del Comercio e Industrias de Antequera se fundó el 19 de abril de 1985. Desde entonces, con más o menos fortuna, con más o menos fuerza, defiende los intereses de los comerciantes e industriales antequeranos, buscando la unión entre ellos y, a partir de esa unión, su desarrollo, su prosperidad, en busca de hacer de Antequera una ciudad cuyo comercio e industrias se conviertan en lo que fueron siempre, referencia para toda la Comarca.

Aunque decimos que se fundó en abril de 1985, fecha en que fue presentada a los medios informativos y a entidades como la Asociación de Amas de Casa, tras visitas previas de presentación al Ayuntamiento y a la Caja de Ahorros de Antequera, las auténticas raíces hay que buscarlas en el siglo XIX y principios del XX, cuando se constituían "gremios" a los que se asociaban fabricantes de mantas, curtidores y otros. Ellos comprendieron ya la importancia de estar unidos para defender sus intereses y establecieron las bases de algo que se recuperó en el citado 1985, cuando en los jardines de "Chaplin" lo presentaban Gustavo Miranda, Román Mejías, Antonio Ramírez, Egberto Schoendorff y otros comerciantes.

Entre el 22 y el 29 de junio del mismo 1985, se celebró la Campaña de elección de Junta directiva, que tuvo lugar en los salones de la Casa de la Cultura, por calle Mesones. Salió elegido presidente Gustavo Miranda Rojas, vicepresidente Antonio Benítez Cabrera, tesorero Egberto Schoendorff Ximénez, secretario Román Mejías Díaz y vocales Antonio Carmona González, Joaquín López López, José Cárdenas Cuenca, José Gómez Gómez, José Pérez Espada, José Campos Alcalá, Antonio Varo Martín y Antonio Cámara Muñoz, representando a los diversos gremios profesionales de la ciudad. El objetivo primordial era tratar de captar socios, que por su número dieran fuerza y sentido a la Asociación, a todos los niveles.

 

En noviembre de 1986, se incorporan a la directiva José María González y José María del Pino, se anuncian planes y el 29 de noviembre publicamos el primer anuncio de una campaña conjunta de cara a la próxima Navidad. En mayo de 1987, se hace otra campaña, en la que se recomienda a los antequeranos y comarcanos que "Hoy por hoy, hacer sus compras en Antequera, es un privilegio. Úselo". Y sigue una relación de las distintas especializaciones de los comercios e industrias locales "profesionales de buenos servicios. Úsenos". Ese mismo año se pone en marcha la segunda campaña de Navidad, tras que en el mes de diciembre se celebrara la tercera asamblea de la ACIA, según recogíamos en nuestro periódico, socio y colaborador desde siempre con la Asociación, "con un elevado número de participantes y presencia de todas las actividades profesionales, para cambiar impresiones sobre la problemática del momento".

Se crea una gestora para visitar al Alcalde y al director general de la Caja de Antequera, gestora que forman Rafael Gómez, por Alimentación; Román Mejías, por Bazar-Menaje; Amable Morán, por Calzados; José María y Juan Carlos del Pino, por Confecciones y Tejidos; Juan Romero, por Electrodomésticos; Manuel Morente, por Ferreterías; Isabel Pérez Avilés, por Mantecados; Mateo Almeda, por Joyería; Gustavo Miranda, por Moda Hogar-Novias; Bartolomé Sánchez, por Muebles. Todos ellos piden el apoyo municipal para hacer más fuerte y dotar de la mayor representación a la Asociación.

 

 

En enero de 1988, publican en "El Sol", una contraportada en la que invitan a los comerciantes a asociarse… tarea por cierto bien difícil, por el sempiterno individualismo y desconfianza de los antequeranos. El 8 de febrero, visitan al director general de la Caja, José Gemas. Acuden Gustavo Miranda, José María del Pino, Juan Romero, Bartolomé Sánchez, Manuel Morente, Joaquín López, Amadeo Morán y Pedro Molina. Como se ve, hay nuevas incorporaciones a la gestora inicial. En la Caja exponen sus planes y piden ayuda, a lo que José Gemas, responde asegurando que mantendrán su apoyo de siempre, recomendándoles a ellos y a todos los comerciantes asociados o no asociados, que era necesario construir y no destruir; aprovechar las muchas ventajas que la unión de todos ofrecía, y exponiendo algunos planes que podrían beneficiar al comercio, como la creación de una tarjeta que compitiera con la que en Málaga daban grandes almacenes, etcétera… La comisión nos dijo salir "entusiasmada", intensificando la campaña para la captación de socios.

El 4 de junio el mismo 1988, Gustavo Miranda hace unas declaraciones a nuestro periódico, en las que insiste en algo que pedía desde mucho tiempo atrás: "Es necesaria una Asociación fuerte que agrupe a TODOS los comercios. Tenemos la obligación de mejorar este sector de la vida de nuestra ciudad y que ésta ofrezca una imagen más atractiva como núcleo comercial industrial". En la misma entrevista, José María del Pino, nos dice que van a visitar comercio a comercio, por primera vez en la historia. Juan Romero, por su parte, nos indica que "Necesitamos una Asociación grande para tener más peso ante los organismos y entidades".

(Continuará)

 
Nuestros lectores escriben a sus amados por el Día de los Enamorados PDF Imprimir E-mail
Escrito por Antonio J. Guerrero   
Viernes, 12 de Febrero de 2010 13:48

Este fin de semana se celebra el Día de los Enamorados, que el calendario nos ha llevado este año a tenerlo los mismos días que el Carnaval. Los restaurantes, floristerías, tiendas de regalos... centran desde ayer viernes y hasta mañana domingo día 14, los días del amor.

El Sol de Antequera reproduce en estas páginas una selección de los mensajes recibidos por nuestros lectores, que como novedad, desde ayer viernes se emiten por ATQ Radio a través de www.elsoldeantequera.com y www.atqradio.tv en un programa especial a las 10,30 y 18,30 horas todos los días que proseguirá hasta la próxima semana.

Hablar de los Enamorados en Antequera es referirse a Tello y Tagzona, los Amantes de la Peña de los Enamorados. No viene mal recordar su leyenda, ni tampoco que la tengamos presentes entre los enamorados, para que su amor, su leyenda, su magia, siga presente siglos después. Pues vayamos a ello.

Era Antequera límite fronterizo de la España cristiana con la musulmana en la Edad Media. Un joven cristiano, Tello, cae prisionero en una localidad próxima. La hija del mandatario moro de esa localidad, Tagzona, va por curiosidad a los calabozos en los que se encuentra con el apuesto guerrero. Ambos, de una sola mirada casi única, caen enamorados y deciden fugarse, ya que por aquellos siglos, no se les permitía contraer matrimonio a parejas de distintas creencias.

Aunque escapan de la cárcel, son descubiertos por los guardias que, con el padre de Tagzona al frente, salen a su captura. El desafío se va perdiendo, los moros se acercan. Llegan a un peñón en las cercanías de la ciudad de Antequera, decidiendo subir por él. Ya en todo lo alto, los arqueros del padre musulmán apuntan a los jóvenes. Ambos se miran, se cogen de la mano, y se colocan al filo de la cima. No tenían escapatoria: rendirse, ser capturados y separados. Pero no; Tello y Tagzona, unidos por sus brazos, vuelven a mirarse fijamente y se despeñan, saltando al vacío.

 

Prueba clara en la que se demuestra que el amor no tiene límites, ni los de las creencias ni las imposiciones familiares. Este desamor les sonará porque en el fondo es similar al Romeo y Julieta de William Shakespeare, pero de mucho antes, ya que el descubridor Cristóbal Colón, en su diario de a bordo en su viaje a América, cita que encontró un peñón "similar al de los Enamorados de Antequera".

 

Tras refrescar una de nuestras leyendas más conocidas, procedamos a reproducir algunos de los mensajes recibidos:

De J. para Sol

Mi princesa eres de las mejores personas que conozco y me siento el hombre más afortunado por tener a mi lado a la mejor amiga del mundo. Te lo he dicho muchas veces pero es la verdad y no me canso de decirte que tienen mucha suerte las personas que te tienen a su lado todos los dias, eres maravillosa. Espero que nunca te olvides de mí. Y que sepas que has ocupado un huequecito muy grande en mi corazón y que pase lo que pase siempre te voy a querer. Gracias por ser como eres y por estar ahí cuando más lo necesito y sobre todo gracias por existir. El día que naciste el sol se entristeció, al ver que nacía otro con más resplandor. ¡UN BESAZO WAPETONA!

 

J.L.

 

 

A mi Ani

¿Qué sería de mí sin ti?

La vida es corta,

vamos a aprovechar el tiempo

TE QUIERO, ANI

 

FRANCISCO GONZÁLEZ

 

 

 

Nuestro primer día de los Enamorados contigo

Éste es, mi @, nuestro primer día de enamorados juntos, por eso quiero decirte desde aquí lo mucho que te quiero y deseo estar contigo aunque haya gente que no le parezca bien.

Feliz día de los enamorados y que nuestro amor sea ETERNO.

Para mi @. Zapa... de Kimera.

 

ZAPA DE KIMERA

 

 

Feliz San Valentín

Feliz San Valentín a mis 3 niñas. Os quiero.

SeTF

 

 

De tu Raulito

No hay excusas para mí,

todo me gustó de ti.

Sé que estás echa para mí.

Cómo te puedo decir,

que te Quiero a morir.

 

"Te Quiero más

Que la trucha al trucho

y más Que la tinta al calamar’’

 

RAÚL GONZÁLEZ

 

Para mi niña, mi Pepona

Ji, ji, ji, te lo he dicho, Pepona, pero nadie sabe que eres tú. No te importe que estés embarazada y que peses unos kilos de más. No estás g..., como te molesta que te digan, estás con kilos de amor de más. Ese hijo que tienes en tus entrañas, es fruto de nuestro amor. Así que, Pepona mía, prepárate y vístete que hoy te voy a llevar a comer fuera.

Tu Miki

 

 

Para I.F.G.

Hoy te escribo para decirte todo lo que significas para mí. Te quiero, eres la esperanza en mi vida, tras haber pasado malos momentos. Espero que envejezcamos juntos y estemos muchos, muchos, muchos Días de San Valentín. Espero que te haya gustado la sorpresita de anoche.

 

CARMEN

 

 

A mi vida

Hoy es un día muy especial, sabes que se me da mal escribir, pero como sé que te gusta presumir de mí, allá voy.

Eres la alegría de todos los días de mi vida, eres la persona que me ayuda al día a día, eres preciosa, eres lo mejor que me ha pasado. Y, por fin, nos casaremos en este año. Te quiero, mi amorcito.

Ah, ya sabes, aunque nos casemos, seguiremos igual de locos y los domingos, veremos el fútbol con mis amigos. Ja, je, je.

 

JUAN F.

 

Para mi Cupido

Siempre me sorprendes con un ramo de flores, con una cena, con unos versos... Pero este año soy yo quien te va a sorprender. Tú siempre, a mediodía, tras comer con nuestros padres, lees estas páginas, sobre todo el Día de los Enamorados, y dices eso de "¡Mira, mi amigo Juan ha escrito a su mujer, eso sí que es un tío!, pero ¡hasta Paqui, la mujer de Pedro, le escribe al marido!". Y luego te jactas con mi padre de todo ello.

Así que este año, cuando estés tomando café, me leerás estas palabras porque tú haces que mi vida sea más sencilla. Ojalá el año que viene, podramos habñar de nuestros hijos, si el tratamiento va bien. ¡Te quiero una barbaridad, Cupido mío!

TU SOFI

 
«InicioPrev31323334353637PróximoFin»

Página 37 de 37

Información Deportiva

article thumbnailEl Ayuntamiento renueva los aparatos de la sala cardiovascular del gimnasio del Argüelles

Lunes, 20 Febrero 2017

   El Patronato Deportivo Municipal, dependiente del Ayuntamiento de Antequera, ha invertido 30.000 euros para la adquisición de 5 nuevas bicicletas estáticas, 4 cintas de correr y 1 elíptica con el objetivo de renovar la sala de ejercicio cardiovascular del gimnasio ubicado en la planta superior del pabellón...
Ver +

Otras noticias del Deporte
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Reportajes

article thumbnailBuscando una sociedad europea más justa con el Proyecto Erasmus+

  “Imagine all the people, living life in peace...” dice una de las partes de la famosa canción de John Lennon, que se traduce como “imaginen todo el mundo viviendo en paz”. Pues ése, es el objetivo del Proyecto Erasmus+ en el que está embarcado el IES Pedro Espinosa y que...
Ver +

Otros Reportajes
 

 

 

 

El espacio del lector

article thumbnailBancos en un buen lugar para todos

Domingo, 12 Febrero 2017

Se precisaba desde hace tiempo y por fin en calle Calzada encontramos dos bancos situados en la puerta del Centro de Día para Jubilados. 
Ver +

Otros Artículos
 

Opinan Redacción y Colaboradores

Redacción

Conozca Antequera

Bienvenido a la única ciudad Patrimonio Mundial de la provincia de Málaga

¡Bienvenido a Antequera, la primera ciudad Patrimonio Mundial de la Costa del Sol, situada en el corazón de Andalucía! La UNESCO, así lo decidió el 15 de...
Ver +

Otros Artículos

Colaboradores

Semana Santa

Resucitar con Cristo: nuestro dogma de Fe

La Resurrección de Jesús es el dogma central y fundamental de la fe cristiana. Pablo comprendió como ningún apóstol la trascendencia e importancia de la Resurrección de Jesús...
Ver +

Otros Artículos

 

Real Feria de Agosto

Las goyescas de Antequera desde 1928 en el coso local

Allá por 1928, un antequerano genial, tuvo la idea, de organizar una “goyesca” que diera un aire distinto, a la feria taurina antequerana, en un espectáculo en el que se notó la mano y...
Ver +

Otros Artículos

 

Especial Navidad

Los padres, los mejores ayudantes de los Reyes

¿Cuál es la realidad? ¿La que contamos los medios de comunicación? ¿La que compartimos por las redes sociales? ¿La que nos cuentan los políticos? ¿La que nos dicen sin haberla visto?...
Ver +

Otros Artículos