Los compañeros de José Gil Gutiérrez, bombero fallecido durante las graves inundaciones en la Comarca de Antequera este fin de semana, han guardado un minuto de silencio este lunes 22 de octubre a mediodía en el Parque Comarcal de Bomberos de Antequera, al que han acudido además fuerzas del orden y seguridad, así como del Ayuntamiento de Antequera.

"Era nuestro ejemplo a seguir, el alma de esta familia de bomberos", expusieron compañeros tras el minuto de silencio que concluyó en una larga ovación por parte de todos los presentes.

Esta tarde, a las 16 horas, será despedido en la iglesia parroquial del Carmen de Antequera, cuyo arcipreste Antonio Fernández ha manifestado a Diócesis: "Es un servidor del bien común. Ellos son los primeros que salen a hacer frente a situaciones diversas y adversas y límites. Bien un fuego, un accidente o en este caso el tema de las lluvias torrenciales. Ellos fueron los primeros en salir a auxiliar".

Mientras que el Ayuntamiento ha amanecido con la bandera de Antequera bajada por el primero de los tres días de luto que declaró el alcalde Manuel Barón. "Estas cosas parece que nunca le van a pasar a uno cuando es alcalde de su ciudad. Que muera alguien en acto de servicio y que sea alguien de Antequera, lógicamente tenemos que rendirle el honor y la pleitesía que se merece. Qué mínimo que se declaren 3 días de luto oficial en la ciudad".

 

 

 

 

Más información, edición impresa sábado 27 de octubre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).