Un par de personas arrancarían en la tarde del martes 28 de enero el cepillo que hay junto al retablo del Mayor Dolor, al final de la misa de tarde, ante la incredulidad de los fieles en Antequera.

La Policía Local de Antequera buscó a los supuestos malhechores que localizaría horas después, de llevarse el motín, siendo puestos a disposición judicial.

 

Más información, edición impresa sábado 1 de febrero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).