Tiene toda una vida por delante: ¡sólo tiene 7 años y se come la pantalla de televisión! No le intimida un escenario y le queda mucho por mejorar, aprender, bailar, disfrutar y promocionar a su tierra. Victoria Amador, 'La Rubia de Antequera', se ha convertido en la más pequeña embajadora de nuestra ciudad.

Muy atrevida, se puso a bailar por "romeras" con bata de cola, como recurso propio para ganar ante sus otros compañeros. Era la más pequeña, su primera aparición en la pequeña pantalla y ganó, en su tierra, en los hogares que vieron lo que transmite, aunque no pudo ganar en el concurso 'Tierra de Talento' de Canal Sur en la noche del sábado 25 de julio. Pero lo importante es... bailar y gustarse sobre el escenario.

Victoria Amador, la niña que crece bailando con 7 años, cumplió uno de sus sueños: se clasificó para la final del programa ‘Tierra de Talento’ de Canal Sur, donde además de demostrar el arte que lleva dentro, realizó de nuevo una gran promoción de Antequera.

Catorce fueron los finalistas que competían por el triunfo, entre ellos nuestra paisana Victoria Amador, “La Rubia de Antequera”; así como: Clara Cremades, Juanfra Anguita, Los Tirantitos, Taisia Papliazhkina, Laura Bautista, Toñi ‘La Guapa’, José Carlos Esteban, Hanza Fernández, Julia López, Manuel Garrido, Enrique Ramil, Carmen Arjona, Raquel Zapico y Nessa Plaza.

Tras las diferentes semifinales, la última fue el sábado 18, donde había expectación por ver cómo se desenvolvía en la decisiva cita, bailando flamenco y con el reto de hacerlo descalza, como “La Chunga”, pero no fueron obstáculos para su nuevo triunfo: pasar a la final ante unos compañeros con más edad y experiencia que ella.

El presentador Manu Sánchez estaba entregado a la pequeña que traía consigo una pequeña muñeca que le habían regalado a ella. Una actuación que superó el reto, consiguiendo las estrellas para el pase a la final, aunque esta vez costó conseguirlas por parte de todo el jurado. Esta vez le pidió una calle para ella en Antequera.

“La Rubia de Antequera” estuvo acompañada por sus padres y su hermano, así como por Manuel de la Curra al cante y David de Ana a la guitarra. En palabras de José Mercé, “no se puede tener más sentido bailando” y no paraba como en la anterior ronda, de ponerse a sus pies.

Habrá que esperar para verla de nuevo sobre un escenario en la Noche Flamenca de Santa María, esta vez en el patio del Ayuntamiento de Antequera por la pandemia, y junto a Ana Pastrana. Será el 7 o el 8 de agosto, los dos días previstos por la organización.

 
 

Descanso en verano y la Noche Flamenca

Ante la Peña de los Enamorados entrevistamos a la niña bailaora antes de su reto televisivo del sábado 18. Todo empezó “con 3 años en la casa y luego me apunté a la Escuela de Ana Pastrana”, que tanto aporta a este arte en nuestra ciudad.

Sus padres, Macarena Arcos Rodríguez y Francisco Javier Amador Montalvo son sus principales valedores y apuestan por darle todo lo que pueden para que disfrute con su arte de bailar. De apuntarse a la Escuela de Baile de Ana Pastrana, en poco tiempo ha destacado y ahora está en la fase de crecimiento. Por cierto, que actuará con ella en la adaptada Noche Flamenca de Santa María, esta año en el patio del Ayuntamiento entre las noches del  viernes 7 y sábado 8 de agosto, pendiente de anunciarse.

Entre sus estudios en los Carmelitas y sus clases de flamenco, amplía conocimientos en Granada en la Escuela Internacional de Manolete donde dan clase: Judea Maya, Antonio Canales, La Lupi... que pulirán la base que Ana Pastrana le da en Antequera.

Entre clase y clase, surgió lo del programa de Canal Sur, al que le “avisaron durante la cuarentena lo de ir a la tele y me emocioné mucho”, destaca la joven. En las fases previas, ha conmovido al jurado y el público. Su sueño: “Actuar en el Tablao Cordobés de Barcelona porque siempre me ha gustado al ver cómo se baila allí”. 

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 1 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).