En llegando el 5 de enero en Antequera, siempre surge el tema sobre quiénes son los Reyes Magos. Nos gusta responder: “Melchor, Gaspar y Baltasar”. En la forma de verlos está el corazón, a unos le parecerán de una manera, a otros con más edad, mejor o peores galas, pero lo que importa es la ilusión que desprenden.

En la vida no se valoran las cosas hasta que se pierden. Esta Navidad de la pandemia, de las mascarillas, las distancias y la disminución de las reuniones familiares, nos hace valorar lo importante que es la vida y las personas que tenemos al lado. La ilusión es siempre la palabra que se utiliza al llegar la esperada visita de los Reyes Magos.

Este año se limita y no podrán llenar calles como lo venían haciendo desde 1971. Por ello, Melchor, Gaspar y Baltasar nos piden más que nunca, que seamos sus pajes personales y les ayudemos a llegar a cada hogar, como cada año. Serán los abrazos de los padres, de los hermanos, de los hijos... Las llamadas por móvil, con vídeo, voz o mensaje de texto, las que puedan llevar esa magia que vive en nuestro interior.

Curiosamente, nos quedamos entusiasmados de pequeños por ver a Sus Majestades, al ser adultos pasamos a un segundo plano para mantener viva esta tradición y en el trayecto final de nuestras vidas, volvemos a ser partícipes de la tradición como si volviéramos a ser los pequeños de la casa.

Melchor: ‘El amor es lo más grande que te pueda pasar en la vida y debes mantenerlo encendido como puedas’

El veterano, el referente de la familia del Palacio de Oriente. Tras nuestro recorrido mágico por Antequera para poder realizar este reportaje, nos sentamos en el Palacio del Hotel-Finca Eslava, donde nos encontramos a Melchor.

Es el mayor de todos, siempre nos confiesa que le gustaría retirarse en una residencia como la de San Juan de Dios de Antequera. Entre los tres, es como el padre. Su mirada refleja toda una vida trabajando, de sol a sol, dándolo todo por su familia, por su trabajo y por los vecinos.

Está casado, enamorado más que nunca de su mujer, orgulloso de sus hijos. Un rey al que le pediríamos todo lo que se merece... Un ejemplo de amor, tesón, lucha... Increíble testimonio cuando nos habla de su mujer. Un Rey Predilecto de Antequera.

 
 
 

En nuestra entrevista, comparte que este año “la gente lo que quiere es que venga una vacuna, que haya mucha salud y que nos respetemos todos”. El deseo va llegando, aunque habrá que esperar que llegue a todos los rincones del mundo.

Pero “sobre todo, tenemos muchas ganas de que todo el mundo se dé un fuerte abrazo y algún beso que también estamos acostumbrados a dar”. Es un rey, pero durante el año es como uno más de nosotros, nos confiesa.

Tras la salud, “creo que el mejor regalo será poder juntar a toda la familia como tenemos costumbre siempre”. Espera que se pueda hacer lo antes posible “porque todos lo necesitamos”.

En su vida ha tenido mucho contacto con la juventud a quienes les manda un mensaje: “Siempre he admirado a la juventud y he trabajado con ellos y me ha encantado y en este momento quisiera pediros que respeten todas las normas que se están llevando a cabo por nuestros mayores y por esos pequeños que van al ‘cole’ todos los días con su mascarilla y que no se la quitan en todo el rato del colegio y encima salen contentos, así que mucha salud ante todo”.

Ahí queda Melchor, que nos muestra su anillo, al que por un momento vemos que es de plata con el emblema del mítico Manolo Bar; y otras veces imaginamos que es el de oro con la piedra roja que tenía nuestro padre. De ahí lo de creer que en los Reyes están los padres que se fueron... Pero sin duda, representa el amor de un padre, de una madre, de un abuelo, de una abuela, de una familia hacia los más pequeños de la casa. 

 

Gaspar: ‘El mayor regalo es mantener los recuerdos de tu familia y del día a día de las calles comerciales de tu ciudad’

La imaginación puesta al servicio de todo el mundo. Creíamos que el Palacio de Oriente era un lujo lleno de oro, diamantes, joyas, cortejo real... Pero no es así. De ello se encarga Gaspar, quien a mano, con utensilios del día a día, hace maravillas y crea la magia de la Navidad con su imaginación y forma de llevar a todo el mundo la tradición heredada de su casa.

 

 

Por compartir un detalle, las mascarillas de Sus Majestades, las preparó con su hermana y parecen sacadas de un barroco cuadro. Como Gaspar se refiere en más de una ocasión: “Hay que potenciar mucho la imaginación para que en esta vida, no falte esa posibilidad para poder hacer cosas juntos los padres con sus hijos en la casa. Ya que hay que tener distancia social, restricciones para poder acortar el plazo de esta pandemia, que estamos viviendo”.

Se enorgullece de hablar cómo sus padres le legaron a él y sus hermanas la forma de fomentar el comercio local, objetivo que buscan mantener por cualquier rincón del mundo. Ante este año: “Nosotros vamos a poner toda esa ilusión para que el día de Reyes no falten esos juguetes a esos niños, no falte esa ilusión en esas casas y cada familia, entre ellos, tienen que ayudarse para poder potenciar esa imaginación”.

Aunque es el más joven, tiene muy presentes a los mayores: “No os olvidéis de los abuelos, abuelos que viven solos y que con una llamada muchas veces estás haciendo más que con cualquier otra cosa como un regalo. Así se puede ayudar a esos abuelos para que sientan vuestro cariño. A los nietos les toca esta misión porque tenemos que estar unidos en estos momentos tan duros”.

Sobre los lugares donde encargar las cartas, Gaspar considera que “es muy importante que las hagáis con productos que encontréis en el comercio local, el poder ayudar a su comercio de barrio, el que le da vida a una ciudad. Y cómo no, a la hostelería que tan mal lo está pasando. En Antequera tenéis una variedad excepcional con una rica gastronomía como la porra, el mollete, los mantecados... de tantas empresas que hay aquí. Todo es conocido en toda España y en momentos duros es cuando te das cuenta de la realidad, lo que puede suponer el apoyo mutuo de toda la familia y apoyarse entre todos y tener esa unión y esa fuerza para poder seguir adelante y que todo esto termine”.

Antes de marchar, nos muestra su instagram donde comparte cómo crear magia con la imaginación. ¡Vaya carrozas que tendrán este año! Habrá que mirar al Cielo para verlas, donde seguro brillarán más que nunca. Gaspar es como el hermano, al que añoras en tus años de infancia, en las reuniones de esta Navidad, de todo el año. Esa persona a la que llamar para añorar a los que se fueron y para saber que lo más importante no es el dinero, sino la amistad.Baltasar: el más humilde, sincero y amigode todos los que creen en los Reyes.

 

 

Baltasar: ‘Que los niños pidan lo primero salud este año es una lección que los mayores tenemos que aprender’

Increíble lo que custodia su vida. El más humilde, sin corona, el que peor lo ha pasado al estar con las personas que viven en los países más desfavorecidos por la sociedad que hemos creado, se muestra ilusionado por la llegada de la vacuna, pero nos pregunta que cuándo llegarán a países africanos, por citarnos algunas de las zonas más pobres.

 
 

“Este año ha sido muy complicado con esta enfermedad en todo el mundo. Lo vamos a tener complicado el poder ir de un sitio para otro, nos haremos pruebas y pasaremos los controles. Por eso pedimos vuestra colaboración. Pero no, no podemos quedarnos en casa, no podíamos quedarnos sin llegar a Antequera como a tantos otros bellos rincones del mundo”.

Además de la salud y amor que van a intentar mandar en forma de ilusión, comparte que como cada año “estamos preparando todos los regalos que traeremos a Antequera. Tranquilizar a los niños que no se quedarán sin ellos, ya que sus familias y personas anónimas harán lo imposible porque les lleguen. Hay muchos pequeños que lo están pasando muy mal, por lo que tenemos que ayudarles. Pero recuerda, míranos a nosotros, usar mascarilla, proteger a la gente que debe recibir nuestro regalo, como este año tenemos también que hacernos nosotros porque ante todo está la salud de quienes visitemos, esta vez de noche, de madrugada, cuando no estén en casa”. 

Y Baltasar es el rey que demuestra que en la vida no hay que pararse cuando ves a alguien con lujos, con poder, con fama... Quizá habría que preguntarse si Baltasar fuera por la calle, vestido normal, como cualquier persona, le pararían tantas personas. Ojalá así fuera. Pero de lo que estamos seguros es que él, tenga turbante, corona o capa, siempre responderá con una sonrisa, con un gracias, con un “¿cómo estás hermano?”.

Porque podría ser el que más se quejara de lo que vivió de pequeño, de lo que tardará la vacuna en llegar a su país de origen, de las injusticias que viven... pero él es un mago de la sonrisa, de buscar lo positivo entre tanto mundo negativo.

¿Aprenderemos su verdadera magia? Ahora, nos toca a nosotros en cada casa. Recordar cómo nuestros abuelos, padres y tíos nos ayudaban a sentir la magia de los Reyes Magos cuando no había Internet, ni consolas, ni móviles... cuando para ser feliz solo hacía falta sentir el cariño de esa persona mayor y una pelota para jugar o un libro para leer, sintiendo a los seres queridos al lado.

A escribir la ilusión que quedará grabada en el corazón de los más pequeños para que ellos mantengan el espíritu de la Navidad y de los Reyes Magos... porque ‘ya vienen caminito de Antequera’.

 

 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 2 de enero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).