Se consigue el milagro de la ilusión de cada principio de año: el Área de Tradiciones del Ayuntamiento de Antequera logra que el Palacio de Oriente nos traiga a Sus Majestades del 2 al 5 de enero para que saluden a todos los niños que se acercaran previa petición.

 

Todo, antes de que se pongan a repartir ilusión, juguetes y hacer esas visitas de ensueño entre los días 5 y 6 de enero. Con orden, con seguridad ante la pandemia, los niños con sus familias van llegando a San Juan de Dios, donde inician un camino hacia Oriente, sabiendo que dentro de la iglesia les esperan Melchor, Gaspar y Baltasar. Todo con una ambientación y decoración muy conseguida.

Con la magia que envuelven escaparates y tiendas como Hamleys en Londres, FAO Schwarz o Macy’s de Nueva York, o las películas americanas de Navidad, pero con el barroco local que atesora el emplazamiento, se le da color al patio con un gran árbol, y muñecos de plomo y galletas de jengibre.

 
 

Todo lleva al interior del templo, donde con cautela, los pajes reales dan la bienvenida y les muestran buzones por si aún no han dejado su carta. Y, solos, sobre una pegatina con una cámara de fotos, se presentan ante Baltasar, Gaspar y Melchor, con cordones aterciopelados y pascueros como línea de seguridad.

A las avalanchas y clamor por una foto anteriores veces, este año sobresale que los Reyes pueden hablar con todos los pequeños, preguntándoles su nombre, el colegio donde estudian, cómo se portan en casa y cómo les va en los estudios.

Muy buen sonido el de las voces de Sus Majestades que ven cómo se quedan sin palabras antes ellos. Y antes de irse, les preguntan si querían hacerse una foto, a lo que los padres y familiares acceden y se van callados, asombrados, ilusionados porque habían hablado con los Reyes.

Y antes de salir del templo, el consistorio les obsequia con una mochila y con una bolsa de chucherías.

 
 

 

Visitas reguladas previa petición por Internet

El 21 de diciembre el Ayuntamiento transmitió tranquilidad y anunció que habría visitas en San Juan de Dios y así ha sido. Un éxito y logro porque a pesar de la pandemia, los han podido ver todos los que han querido, con espacio, más tiempo y pudiendo hablar con ellos más y mejor que años atrás. 

Al entrar en el antiguo pórtico de San Juan de Dios, dos profesionales dan la bienvenida, piden los pases (ya fuera impresos en papel o mostrándolos por el móvil) y señalan el paso.

Desde el zaguán, indicaciones en suelo, en paredes y por medio de personal de empresa privada, guardias privados de seguridad, voluntarios de Protección Civil  y personal de limpieza.

La teniente de alcalde Tradiciones, Elena Melero, destacaba el lunes que “se trata de una iniciativa del Ayuntamiento para tratar que ningún niño se quede sin poder ver, un año más, a los Reyes Magos en su tradicional visita coincidiendo con la conmemoración de la Epifanía del Señor”.

Todo ello, con estrictas medidas de seguridad, control y prevención del coronavirus. El dispositivo establecido incorpora además a efectivos de la Policía Local en las inmediaciones de San Juan de Dios, en lo que es el tramo de la calle Infante don Fernando.

A pesar de la pandemia, los niños disfrutan como nunca de su conversación con ellos y el Ayuntamiento organiza de maravilla las visitas. 

 

 

 

 

 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 9 de enero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción). 
 
 
 
 
SIEMPRE PARA EL BALONMANO
 
 
 
 
 
SIEMPRE PRIMER BANNER EN AGENDA