El año pasado, cuando el equipo estaba lanzado por alcanzar las primeras posiciones de la tabla clasificatoria, irrumpía la pandemia y con ella el cese de la competición. El conjunto dirigido por Lorenzo Ruiz se quedaba en puertas de la gloria, y con el sinsabor de verse truncadas sus ilusiones justo en el momento en el que mejores sensaciones había sobre la cancha.

 

Pero la vida da nuevas oportunidades, y con el apoyo de Iberoquinoa, se empezaba a fraguar un nuevo proyecto sobre las mismas mimbres, y con el objetivo claro de volver a poner a Antequera en lo más alto del balonmano español. Lourdes Melero es la presidenta del Club Los Dólmenes, y no esconde el anhelo de la plantilla, cuerpo técnico, directiva y sobre todo la afición. “El próximo fin de semana llega la hora de la verdad, se ha hecho una buena primera fase, estamos los segundos, pero en el otro grupo también había buenos equipos y hay que tener respeto a todos. De todas formas, pensamos en el ascenso, ése es nuestro objetivo, y ya le damos vueltas a la cabeza sobre todo por el tema económico. Asobal es otra cosa, no sirve con 200.000 euros de presupuesto, te tienes que ir al menos al doble... Pero bueno, ocurrirá lo que tenga que ocurrir deportivamente”.

El equipo ha cumplido con lo esperado en la primera fase, “aunque también es cierto que ha habido algunos partidos que han  estado un poco más flojos, pero en definitiva estamos muy contentos y Lorenzo Ruiz como entrenador también lo valora muy bien. El equipo ha ido creciendo, y sobre todo el partido de Ciudad Real fue espectacular y nos deja muy buenas sensaciones para esta segunda fase”.

¿Se podría haber llegado a esta lucha decisiva con algún punto más? “Hay otros equipos que también están muy preparados, y hay que luchar cada punto. Es cierto que se nos han escapado algunos por despistes puntuales, pero también hay que tener en cuenta que hemos tenido bajas imprevistas, sobre todo la de Rafa Baena, que se ha notado para bien sobre todo con su regreso después de Navidad”.

A partir de ahora tocará medirse con los cinco mejores clasificados del otro grupo, a priori con rivales más asequibles a los que ya se ha enfrentado el conjunto presidido por Lourdes Melero, “entre los que destaca el potencial del filial del Barcelona, pero que no puede ascender. También está Novas que sabemos que es difícil, y el resto no los conocemos tanto porque no hemos competido antes como ellos”.

 

Los técnicos ven opciones reales de conseguir el ascenso a Asobal

Preguntada sobre si el cuerpo técnico ve opciones reales de conseguir el ascenso, Melero señala que “Lorenzo lo ve muy claro. Siempre dice que todo hay que jugarlo, y mientras haya opciones habrá que pelearlo. Podemos tener días mejores o peores, pero los partidos hay que jugarlos y nunca podemos darnos por ganadores o por perdedores a priori”.

La presidenta suspira al ser cuestionada sobre si está el club preparado para ese hipotético ascenso: “Deudas prácticamente no tenemos, pero claro, supondría un desembolso económico muy importante que nos obliga a hablar con posibles patrocinadores e instituciones que nos dieran garantías, ya que sinceramente no me gustaría aventurarme sin tener un presupuesto sólido para afrontar los gastos que supone. Hay que valorarlo todo muy bien y tener las cosas muy claras”.

Es pronto aún, pero ¿sería ese aspecto económico en el que más habría que trabajar o también habría que reforzar el organigrama deportivo? “El tema deportivo también habría que trabajarlo, sobre todo porque nos faltan lanzadores. Evidentemente habría que hacer cambios, y habría personas que probablemente no seguirían, porque habría que reforzar la plantilla para mantenerse en Asobal”. Todo sin lanzar las campanas al vuelo, sobre todo teniendo el ejemplo de lo que sucedía con el extinto Balonmano Antequera. “Puedo asegurar que tenemos bien aprendida esa experiencia y no vamos a intentar abarcar más de lo que se pueda. En la vida me metería en eso, no podemos vivir por encima de nuestras posibilidades, y llegaremos hasta donde podamos estar seguro que podemos pagar. Esas cosas las tenemos muy claras y la experiencia anterior la tenemos siempre muy presente”.

A pesar de que las limitaciones de aforo impiden vivir partidos con el Pabellón Fernando Argüelles a reventar, e incluso muchos partidos se han tenido que disputar a puerta cerrada, desde el club se sigue sintiendo el apoyo de una afición, “que está muy motivada, y desde sus casas está muy contentas con los resultados que está teniendo el equipo. Entendemos que muchas personas siguen teniendo miedo a salir, y confiamos que de cara a la próxima temporada, ya estemos todos vacunados y podamos volver a vivir el balonmano como estábamos acostumbrados en Antequera”.

Sobre si es el deporte rey en Antequera, Melero no duda en asegurar que “la ciudad es cien por cien balonmano. Tenemos una gran afición que además es muy entendida, y contamos con cantera muy importante que este año ha visto imposibilitada su competición hasta hace unas semanas, e incluso tienen que jugar con mascarillas. Ésa ha sido una de nuestras grandes preocupaciones, que se aburrieran y dejaran de entrenar, pero es muy bonito comprobar que siguen manteniendo la ilusión, y que continúan esa tradición balonmanística de Antequera”.

El camino hasta el inicio de la segunda fase de la División de Honor Plata en segunda posición no ha estado exento de dificultades, como la baja de última hora del portero Maireles, “que fue un shock, pero que ha servido para que regrese Fran Alarcón a su casa, y además está haciendo una temporada muy buena”.

Rafa Baena, el buque insisnia del proyecto antequerano para volver a la élite

Pero si hubo una baja inesperada fue la de Rafa Baena, el que era el fichaje estrella y hacía las maletas nada más volver a la que fue su casa. “No podíamos negarnos a que se marchara unos meses a Alemania, a una gran liga y en uno de los equipos más importantes de Europa. Lógicamente ha sido un contratiempo inesperado, pero afortunadamente ya lo tenemos de vuelta y esperamos que lo haga por mucho tiempo. Estamos muy contentos porque es el mejor pivote que podríamos tener”.

¿Le han preguntado muchas veces si era verdad que Baena volvería al equipo? “Sí, muchas, pero yo lo tenía muy claro porque así me lo había transmitido el jugador y también porque se había dejado aquí a su familia durante esos tres meses. La verdad es que ha sido tal y como él nos dijo, y ha regresado en el momento más importante de la competición. Durante este tiempo le ha suplido muy bien José Antonio Jiménez, que ha sido quien se ha tenido que ir ahora por motivos personales”. Con respecto al pivote de los Hispanos, la presidenta considera que “la pena es que no lo estén disfrutando los aficionados en la grada”.

Otra piedra en el camino llegaba con la marcha del segundo entrenador y coordinador de la base Quino Soler, que recibía una oferta de la capital para entrenar al Trops Málaga. “Es perfectamente comprensible su decisión, porque tal y como están las cosas no se puede renunciar a un trabajo, pero considero que a nivel deportivo no nos ha afectado tanto porque tenemos un cuerpo técnico muy sólido y los resultados así lo avalan. Su calidad la está demostrando en Málaga, pero aquí este año su labor con la base no ha tenido repercusión porque apenas si se ha competido. El equipo juvenil que llevaba Quino lo ha cogido el propio Lorenzo, y está haciendo una temporada extraordinaria”.

Ahora ha quedado el tándem Lorenzo Ruiz-Darío Mata, que sigue dando buenos resultados. “Darío se encarga también de la preparación física, lleva muchos años ya con nosotros y estamos muy contentos con el trabajo que está haciendo para que el equipo llegue bien a las segundas partes. Además, estamos teniendo el apoyo de Pepe Vegas, el entrenador del juvenil provincial, que también está colaborando mucho en esta parcela”.

Como ya ocurriera con Mata, este año ha correspondido a Lorenzo Ruiz el ser galardonado con el Efebo al deporte; un acontecimiento que ha sido muy celebrado en el Club Balonmano Los Dólmenes: “Es algo muy merecido, porque hace muchos sacrificios para compaginarlo con su labor en el colegio. Él lo lleva prácticamente todo, es una base fundamental en el club y en el deporte antequerano en general, y por eso pienso que se ha estado muy acertado con esta decisión. Lorenzo es uno de los responsables de la base que tenemos, con jugadores que muy pronto estarán en el primer equipo”.

Entre estos jugadores salidos de la cantera, en esta próxima fase tocará medirse con Juan Palomino. ¿Cómo se ve su progresión en el Barcelona? “Parece que va entrando incluso en el primer equipo, y entendemos que ha tomado la decisión acertada para su futuro. A nosotros nos habría gustado que siguiera con nosotros y defendiendo la camiseta de Antequera, pero la vida es así”.

Quien sabe si también en un futuro próximo tendremos jugadoras de elite en nuestra ciudad, ya que se está realizando una importante apuesta por los equipos femeninos. “Se está compitiendo muy bien y Jesús Soto está haciendo un trabajo espectacular. Estamos muy ilusionados con todas las jugadoras, y de aquí a un tiempo habrá que plantearse el contar con un equipo senior. Aunque esto supondría un gasto extra que habría que sacar de alguna parte...”.

Web LourdesMelero2 04032021

El apoyo fundamental de Iberoquinia para seguir creciendo

El sueño de la Asobal y el crecimiento de la base no sería posible sin la colaboración de los patrocinadores, fundamentalmente de Iberoquinoa en el primer equipo. “Nos vemos muy respaldados por ellos. Pepe Jiménez nos dejó un legado importantísimo, y sin ellos habría costado muchísimo llegar hasta donde estamos. Estamos muy agradecidos a toda la familia Jiménez y sabemos que el equipo seguirá llevando el nombre que él quería: Iberoquinoa”.

Sin embargo, reclama “más implicación del resto del tejido industrial de Antequera, aunque también es cierto que en los últimos años también estamos teniendo un gran apoyo de Unicaja y de Tierra de Maestros para la base, que también están volcando con el proyecto, ayudándonos en todo lo que pueden. Pero también la realidad es que necesitamos más para dar un salto de calidad y poder estar un poco más relajados para llegar lo más arriba posible”.

¿Qué papel juega el Ayuntamiento en los logros que se están obteniendo? “Todo, es fundamental, y estamos muy contentos con el respaldo que tenemos  en forma de patrocinio. Contamos con unas instalaciones que se están renovando como las pistas del Maulí o Parquesol que se han quedado espectaculares. Tenemos la suerte de tener un Ayuntamiento, un  alcalde y un concejal volcados en todos los deportes, no solo en el balonmano”.

Los Dólmenes aspira a estar el próximo año en la máxima categoría, al igual que el Besoccer UMA Antequera pretende mantenerse en la primera división del futbol sala español. Mientras, el Antequera Club de Fútbol lucha por un ascenso a Segunda División B. ¿Tiene la ciudad capacidad para mantener tantos equipos en la elite? “Sinceramente no lo sé. Es verdad que la diferencia económica es muy grande, se necesita de una inversión económica muy importante para estar arriba, pero no considero que sean proyectos excluyentes. Por mi parte, mi preocupación es buscar lo mejor para el balonmano”.

Puestos a soñar “da miedo pensar cómo sería ese ascenso, sobre todo por lo mal que terminó esa experiencia anterior en Asobal, pero bueno, si se consigue hay que hacerlo de la mejor forma deportivamente hablando, y sería realmente un sueño”. ¿Y  si no se consigue? “En la División de Honor Plata tampoco se está mal, es una competición muy igualada que ofrece partidos muy interesantes que pueden disfrutar mucho los aficionados. No sé lo que sucederá, supongo que seguiríamos trabajando para conseguir lo que quiere la ciudad y también la plantilla y el cuerpo técnico”.

La presidenta se ve con fuerzas para seguir al frente del club, “aunque estaría dispuesta a dar un paso al lado si llegara alguien con más recursos, o con un patrocinador importante que nos ayude a seguir creciendo. Yo seguiré colaborando siempre, y no me importa hacerlo como presidenta o con cualquier otra función que se me pueda encomendar. Eso lo tengo bastante claro”.

De llegar a la presidencia casi por casualidad a ser directiva de la Federación Española

La llegada de Lourdes Melero a la presidencia del club se producía casi por casualidad, al ser madre de tres jugadores de la base. Su gestión económica al frente del club antequerano ha sido considerada desde la Real Federación Española de Balonmano, de la que se convertía en la primera mujer que accedía a su junta directiva. “Para mí fue una sorpresa cuando recibí la llamada del presidente Paco Blázquez, y no me lo creía ni me sentía con méritos para estar ahí. Me dijo que le gustaba cómo se estaban haciendo las cosas aquí, y estuve encantada de trabajar en su equipo”.

¿Volverá Antequera a disfrutar de la presencia de los Hispanos o las Guerreras en el Pabellón Fernando Argüelles? “Ya lo anunció el alcalde, se va a realizar un homenaje a Pepe Jiménez por su gran aportación al balonmano, con un partido de la selección masculina que, si las condiciones lo permiten, se disputará frente a Hungría el próximo mes de mayo”.

Sería una celebración histórica para una temporada muy complicada por todos los inconvenientes que han ido surgiendo, pero que espera tener el broche de oro de un retorno a la máxima categoría del balonmano español para el balonmano antequerano. Ojalá vuelva el Pabellón Fernando Argüelles a vestirse de verde para revivir encuentros históricos como los que se disfrutaban entre 2006 y 2012. “Queremos volver a disfrutar los grandes momentos de esas temporadas, habiendo aprendido de lo que se hizo mal para no repetir los errores y poder asentar un proyecto realista con nuestras posibilidades económicas”, concluye.

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 6 de marzo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).