A la cueva se accede por una  explanada de bloques calizos de grandes dimensiones en El Torcal de Antequera. Frente a la entrada actual se localiza una cavidad alargada y de reducidas dimensiones, denominada Sima del Pasillo, lugar donde se encontraron los primeros restos humanos del Neolítico en Antequera hace 7.200 años. 

La cueva como tal se conoce desde 1972, cuando encontraron restos de cerámica y  una punta de flecha. A partir de entonces se  han  llevado  a cabo cinco campañas de excavación codirigidas por Dimas Martín Socas y María Dolores Camalich Massieu, de la Universidad de La Laguna. Al término de la campaña, lo encontrado se trasladó a las Canarias ante la falta de un espacio óptimo. A mediados de mayo, regresó a la península al inminente Museo de los Dólmenes.

 

La entrevista en una frase

En esta edición y por el quinto aniversario como Patrimonio Mundial, entrevistamos a los catedráticos de Prehistoria, María Dolores Camalich y Dimas Martín, matrimonio que se trasladó a nuestra ciudad en 1977 para iniciar unas excavaciones hasta 1988 que aportaron un gran conocimiento de los poblados del Neolítico cuyas piezas más relevantes se expondrán en la colección permanente del Museo de los Dólmenes.

Como avance de la misma, le preguntamos ¿qué es la Cueva del Toro?, a lo que Dimas resume: “El conocimiento más antiguo de la zona de Antequera”. ¿Fecha en la que podemos datar a los que vivieron en la cueva? Dodes cuantifica: “Hace unos siete mil doscientos años, lo más antiguo”.

 

 

Antequera Cueva Toro2 16072021

 

La relación del megalitismo de Menga es… Dimas lo dice con una palabra: “Ancestros”. Las piezas más destacadas que se han encontrado son… Dodes comparte: “La figurita de la que hemos hablado (la conocida como Venus del Torcal), los elementos de adorno personal que son muy particulares. Los restos humanos nos hablan de cuestiones de simbolismo de nuestros ancestros de la zona que son de todas las partes del mundo”.

Dentro del Neolítico si la comparamos con la provincia de Málaga, Andalucía, España, ¿dónde clasificaríamos lo que se ha descubierto? Dimas profundiza: “Yo lo pondría en línea de máxima información. Aquí había que marcar dos cuestiones: Una, hablamos de piezas o hablamos de conocimientos. Es decir, información que se puede tener o derivar para entender el mundo de las sociedad neolítica. En ese caso la Cueva del Toro, estaría en la vanguardia del yacimiento neolítico de Málaga”.

Lo que va a ser el Museo de los Dólmenes de Antequera: referente provincial, estatal, mundial... Dodes considera: “Pertenece como museo a la línea de Altamira. El museo es particular, a todos los niveles. Todos los grandes museos megalíticos, como los irlandeses, tienen unos centros de interpretación muy relevantes”. A lo que enfatiza Dimas: “Este museo, se puede parangonar con los franceses como los grandes museos megalíticos de la zona de bretaña, como los megalíticos de la zona de Irlanda. Es decir, son museos que están bajo grandes monumentos megalíticos. De unos importantes yacimientos que marcan pautas muy importantes de la historia de esa zona”.

Antequera Cueva Toro4 16072021

Tras más de 40 años investigando en Antequera, ¿qué sienten por esta tierra?  Dodes comparte: “Nosotros siempre decimos que la persona es de donde nace, pero sobre todo de donde se hace. Y nosotros nos hemos hecho en una parte de nosotros aquí en Antequera”.

Cuando vengan al futuro museo y vean expuestas piezas de la Cueva del Toro, ¿qué sentirán?: Dimas responde: “Esto no hubiera sido posible sin el apoyo de ciertas personas que han confiado, que han creído en nuestra investigación. Y me gustaría señalar por un lado al que fuera alcalde José María González, por otro a Manolo Cascales y su Museo; y Ángel Guerrero, que han sido personas que no solo han creído, sino que han apostado, se han ilusionado con el futuro que podría tener la Cueva del Toro”, además lógicamente de Bartolomé Ruiz, sin quien “no hubiera sido posible” el museo.

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 17 de julio de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).