El científico Michael Hoskin falleció este domingo 5 de diciembre en su casa de Cambridge, a los 91 años, investigador que demostró que el Dolmen de Menga está alineado a la Peña de los Enamorados y el Tholos del Romeral al Torcal, estudio que consiguió demostrar el valor excepcional universal del Sitio de los Dólmenes con cuya investigación se basó la candidatura para ser reconocidos como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El director del conjunto dolménico, a través de las redes sociales de los monumentos megalíticos, así lo ha anunciado durante la mañana de este lunes 6 de diciembre, cuyo nombre queda en el centro solar del propio recinto y en el mirador que le dedicó el Ayuntamiento junto al Arco de los Gigantes.

Casualmente cinco años después de que recibiera la Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes correspondientes a 2015, por parte de los Reyes de España que presidieron la entrega en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián, en la que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte distinguió a 29 personalidades del mundo artístico español.

El monarca Felipe IV destacó que "todos debemos contribuir con nuestra actitud y nuestro respeto a administrar el patrimonio cultural único que nos legaron quienes nos precedieron, que siempre es indispensable cuidar y ensalzar, y a utilizarlo también como una riqueza compartida para la humanidad".

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Manuel Barón, reiteraba su satisfacción por la entrega de esta destacada distinción y la sensibilidad que demostró el entonces ministro Íñigo Méndez de Vigo al respecto, valorando especial y concretamente las trascendentales aportaciones científicas que Michael Hoskin ha aportado a los Dólmenes de Antequera y que, en gran medida, ponen de relevancia una excepcionalidad que precisamente ha sido pieza clave como argumento a la hora de declararlos como Patrimonio Mundial de la UNESCO. 

 

 

 

La vida de Michael Hoskin

Nacido en Londres el 27 de febrero de 1930, Michael Hoskin comenzó su vida académica ligado al mundo clásico, estudiando latín y griego, para más tarde cursar estudios de matemáticas en la Universidad de Londres y en la Universidad de Cambridge donde leyó su tesis doctoral.

En 1957 pasó a ser profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad de Leicester y ya como docente de esta materia volvió tres años después a Cambridge, en cuya universidad ha desarrollado el resto de su carrera. 

En un primer momento su investigación comprendía todos los aspectos de la Historia de la Ciencia y la Medicina, pero cuando el departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia del que fue director durante once años empezó a crecer y consolidarse —siendo en la actualidad uno de los más grandes del mundo— el profesor Hoskin pudo permitirse entrar de lleno en la que de hecho era la especialización que más le apasionaba: la Historia de la Astronomía.

En 1971 fundó "Journal for the History of Astronomy", la revista de la Historia de la Astronomía que continua editándose cuarenta años después. Su compromiso con la difusión del conocimiento generado a través de la investigación queda reflejado en su ingente labor de edición y publicación de esta serie. 

En su faceta como historiador de la Astronomía, cabe destacar el estudio que realizó sobre la familia Herschel; saga de músicos y astrónomos que comienza con Frederick William Herschel, compositor, constructor de telescopios y descubridor de Urano, y su hermana Caroline Herschel.

Desde su jubilación de su puesto en la Universidad de Cambridge en 1988, el profesor Hoskin se ha dedicado por completo a la astronomía prehistórica de la mano del impulso que le facilitase el profesor Antonio Arribas Palau, Catedrático de Prehistoria tanto en la Universidad de las Islas Baleares como en la de Granada.

Aunque en un primer momento se dedicó al estudio de las orientaciones de las taulas de Menorca, posteriormente ampliaría el marco de su estudio a monumentos megalíticos de toda Europa Occidental, el Mediterráneo y el norte de África. Fruto de años de dedicación investigadora en este campo sería su obra, Tumbas, Templos y sus Orientaciones: una Nueva Perspectiva sobre la Pre historia del Mediterráneo, publicado en 2001, y que contiene datos relativos a las orientaciones de unos 3.000 megalitos, de los cuales 2.000 fueron estudiados en persona por él mismo.

Entre los numerosos reconocimientos que ha recibido a lo largo de su dilatada trayectoria podemos mencionar el Doggett Prize de la Sociedad Astronómica Americana o la medalla Jaschek de la Sociedad Europea para la Astronomía en la Cultura. Es miembro honorario de la Royal Astronomical Society y de la Unión Astronómica Internacional, que además le ha dado su nombre a un asteroide: el 12223 Minor Planet Hoskin.

El profesor Michael Hoskin sentía un espacial orgullo por el Centro Solar que lleva su nombre en el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. Su especial vinculación al CADA y a la comunidad de personas interesadas en la Prehistoria de Andalucía le llevó en 2009 a donar su archivo fotográfico y biblioteca al Centro de Documentación y Biblioteca Virtual de la Prehistoria de Andalucía Antonio Arribas Palau, integrado en el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.

Por su parte, el Ayuntamiento de Antequera le dedicó el mirador que lleva un busto suyo mirando a la salida del sol junto a la Peña de los Enamorados, que fue inaugurado el 7 de abril de 2017.

 

 

 

 

Su visita a Antequera en el año 2017

Michael Hoskin, el científico británico que recorrió medio mundo para estudiar los conjuntos megalíticos y evidenció que Menga y Romeral se construyeron alineándose con la Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera, lo que les da un valor universal excepcional que consiguió que la UNESCO declarara Patrimonio Mundial al Sitio de los Dólmenes de Antequera.

Con 87 años, se trasladó de nuevo a Antequera, esta vez con una treintena de familiares, para explicarles el conjunto dolménico e inaugurar su mirador, junto al Arco de los Gigantes y frente a la Peña de los Enamorados.
A primera hora de la mañana, visitó el Tholos del Romeral, donde ofreció una conferencia a su familia en el contraluz del interior del menos viejo vestigio dolménico. De allí partieron al Arco de los Gigantes, donde el alcalde Manuel Barón presidió la inauguración de su mirador, situado entre el monumento del siglo XVI y la impresionante vista a la Peña de los Enamorados.
Además, el consistorio encargó al escultor Pedro Fernández Roales que realizara un busto en bronce que preside el mirador desde el que su efigie permanecerá a partir de ahora. 
Hoskin decidió estudiar la orientación de 3.000 megalitos a lo largo del Meditarráneo, donde todos se orientaban a la salida del sol, excepto en Antequera, donde Menga lo hace en torno a la Peña de los Enamorados y Romeral al Torcal de Antequera.
Esa investigación fue el documento científico en el que la candidatura del Sitio de los Dólmenes se basó para presentarse a Patrimonio Mundial de la UNESCO. Su aportación ha sido reconocida ya con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes concedida por el Gobierno y este sábado, se le entregará la Medalla "Menga" por parte del conjunto dolménico.
 
Su figura en su mirador
El alcalde de Antequera, Manuel Barón, y el entonces subdelegado del Gobierno de España en Málaga, Miguel Briones, presidieron a mediodía del viernes 7 de abril de 2017 la inauguración del nuevo mirador hacia la Peña de los Enamorados.
Barón reconoció a Hoskin su aportación para conseguir ser Patrimonio Mundial, pidiéndole que descubriera la placa y busto como homenaje frente a la Peña de los Enamorados y el conjunto dolménico.

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 11 de diciembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).