El Salón de Plenos del Ayuntamiento acogía este jueves 9 de diciembre la entrega del XII Premio a la Solidaridad de Antequera y su comarca, “que viene a reconocer el altruismo, mejorando así la calidad de vida de las personas y colectivos”, señalaba el teniente de alcalde Juan Rosas, encargado de presidir el acto. 

“Hoy tenemos el placer de reconocer a Francisco Díaz Argüelles, en virtud de una propuesta de ADIPA ante el Pleno de Asuntos Sociales celebrado el pasado 30 de noviembre, con cartas de apoyo de otros colectivos como Casas de Asís, CALA o CASIAC”, anunciaba para desvelar el nombre del galardonado en esta edición.

Profundizaba en la figura del premiado el teniente de alcalde delegado de Programas Sociales y Cooperación Ciudadana, Alberto Arana, quien resaltaba “su implicación por la asociación CASIAC ha sido muy importante”, animándole “a continuar en la lucha, como sé que así será”.

Entre sus méritos, se destaca “su actitud activa, participativa y responsable, en definitiva solidaria”, dando muestra “de su alta valía y capacidad de trabajo”, lo que llevó a la concesión por unanimidad de este reconocimiento.

La concejal de Accesibilidad, Equidad, Educación, Familia y Sanidad, Sara Ríos,  incidía en el valor del compromiso “en el ámbito de la discapacidad de un modo altruista y voluntario”“Hay que agradecerte su implicación ante cada una de las personas con discapacidad, entregándote ante cada necesidad a la que has prestado tu ayuda”, indicó en un emocionado agradecimiento. 

 

 

La labor callada y desinteresada de muchos

“Es para mí un honor y motivo de agradecimiento el haber sido agraciado con este premio que reconoce la labor callada y desinteresada de muchas personas que trabajan en el movimiento asociativo”, comenzaba su intervención Díaz Argüelles para destacar “el ánimo de trabajar y buscar los mismos derechos para todos los colectivos”.

“Desde siempre se ha considerado a Antequera como una localidad solidaria, y prueba de ello es la gran cantidad de asociaciones de ámbito social que existen”, manifestando que “de un modo común se unen fuerzas de distintas personas para poder conseguir la eliminación paulatina de las injusticias o faltas de derechos”.

Así, desde su experiencia en colectivos de Espina Bífida, el AMPA del colegio de Loreto, así como en CASIAC, la Coordinadora de Asociaciones por la Integración de Antequera y Comarca, quiso resaltar la importancia del asociacionismo, “que debe seguir reivindicando que se cumpla lo que recogen las leyes, aunque son evidentes los avances”.

“La mitad de este premio corresponde a Matilde Ruiz Muñoz”, su esposa, manifestó el premiado solicitando un aplauso para ella.

 

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 11 de diciembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).