La Virgen de los Remedios bendijo este domingo 31 de enero en su templo, a los niños antequeranos que así lo quisieron, con motivo de la fiesta de la Candelaria.

 

Se trata de una celebración donde se invita a todos los padres de la ciudad de El Torcal a acudir a la misa de las 13 horas con sus hijos para presentarlos ante la patrona de Antequera. Esta fiesta, bastante arraigada en el pueblo antequerano, evoca la presentación de Jesús en el templo, de ahí el paralelismo que se establece con los niños.

La celebración consta de tres partes: una primera donde se hace la bendición de las candelas al principio de la misa en el atrio de la Iglesia, una segunda donde se presentan los niños –principalmente nacidos en este último año aunque también acudieron algunos mayores que aún no habían sido presentados– que tiene lugar en el ofertorio. Para finalizar el acto, todo el pueblo asistente, especialmente los niños, pasaron por debajo del manto de la Santísima Virgen de los Remedios para pedir su protección y amparo durante este año 2010.

La misa fue oficiada por el padre Superior Salesiano Francisco José Pérez Camacho y estuvo acompañada por el coro de la Sociedad Excursionista Antequerana.