Llega la primera intensa semana de Balonmano con tres jornadas en seis días para los de Lorenzo Ruiz, donde se juegan cuatro de los seis puntos en casa, lo que puede ayudar a sumar posiciones en la tabla para conseguir un escalón más cómodo de cara a la permanencia. Es por lo que el técnico pide “el apoyo de la afición, que como hemos dicho en más de una ocasión, es fundamental para hacer un fortín los partidos de casa”. 

Para empezar el Iberoquinoa Antequera jugará este domingo 3 de octubre a las 12  horas ante el Bidasoa Irún, con tres puntos, una victoria, un empate y una derrota. Viene de perder en casa 26 a 32 frente al Barcelona. 

El miércoles 6, a las 20,30 horas irá a la pista del Incarlopsa Cuenca, con cuatro puntos, dos victorias y una derrota, en la última jornada perdió en su cancha por 26 a 34 ante el Frigoríficos Morrazo. Y el sábado 9 a las 18,30 horas, cerrará la semana recibiendo en el Fernando Argüelles al Fraikin Granollers. Ha ganado los dos partidos, el último 27 a 23 ante el Helvetia Anaitasuna.

“Viene la primera de las muchas semanas donde jugaremos tres partidos en las que no nos dará tiempo de recuperar los minutos. Tendremos que pensar en dejar un día de relajación muscular tras el esfuerzo del partido previo. Es cuando se harán notar las plantillas y el estado de los jugadores”.

Lorenzo Ruiz se muestra optimista, pero con los pies en el suelo: “Tenemos la suerte de haber ganado el primer partido en casa, lo que nos lleva a pensar que si de los tres partidos conseguimos varios puntos, podemos seguir sumando en la clasificación. Pero los equipos son duros rivales y lo van a poner difícil”.

Por ello insiste en el respaldo de la afición y en tener a toda la plantilla, tras volver a contar con el central Pedro Aymerich. 

 

 

El inicio del partido decidió el resultado final

Derrota en Segovia, pero con la conclusión de poder puntuar fuera de casa si el equipo mantiene una concentración y no se despista, como pasara en los primeros minutos. Comparando los tantos de ambas mitades, en la primera ganó el Nava por 14 a 9; pero en la segunda, fueron los de Lorenzo Ruiz los que se impusieron por 10 a 13. 

Tras los primeros ataques de Baena y Chispi, el portero Patotski alentó a su equipo, con un promedios inicial que rozaban el 90 por ciento de paradas, según destaca SUR.  En apenas diez minutos de juego el cuadro antequerano veía cómo ya había encajado dos duros golpes. El primero, un parcial de 7 a 0 que le distanciaba en el marcador (8-2) y el segundo la descalificación de Francis Morales. 

Mucha distancia la conseguida, pero quedaba el segundo tiempo para conseguir algo positivo. Alarcón cogió el sitio de Moyano y el equipo visitante se puso a un gol: 17 a 16. Se aplicaron en defensa, con un portero que dio seguridad y en el minuto 45, se colocaron 17 a 16. 

Pero el Iberoquinoa no lograba culminar la remontada e igualar la contienda. Supo mantenerse por encima en el electrónico el Balonmano Nava. Llegaba a un único gol de distancia el cuadro antequerano al último minuto, pero un gol local evitaba el buscado empate.

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 2 de octubre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).