No pudo ser, se empezó la segunda vuelta como se terminó la primera: mucha facilidad en defensa dejó abrir una brecha en el marcador, la que sería imposible de alcanzar durante todo el partido.

Volvía el Balonmano al Argüelles tras el Europeo de Balonmano en el que España quedó segunda. El Iberoquinoa Antequera regresaba a la competición en la Liga Asobal, con caras nuevas como el brasileño Paulo Vinicius, pero con los mismos errores que le han condenado a la última posición a la conclusión de la primera vuelta.

Antes del partido, el Ayuntamiento y el Club le obsequiaban al padre del balonmano en Antequera, Manolo Porras, el nombre del acceso principal al pabellón. Fue quien consiguió el ascenso a Primera División con la generación del mítico jugador Fernando Argüelles.

Volviendo al terreno de juego, en la cancha esperaba el poderoso Abanca Ademar León de un histórico del balonmano español como es Manolo Cadenas, que desde los primeros compases del juego se colocó por delante en el marcador, con rentas que fueron creciendo ante la desesperación de los hombres del Lorenzo Ruiz.

Sin recursos en el ataque, Iberoquinoa buscó el lanzamiento exterior sin grandes resultados; volviendo a condenarle en este primer acto las imprecisiones y mala selección de lanzamiento ante la férrea defensa leonesa.

Los siete goles de diferencia al descanso (11-18) fueron un lastre demasiado pesado para la reacción antequerana en el segundo acto, con un explosivo Vinicius como revulsivo y Jorge Silva como máximo referente atacante. El choque concluía con esa misma desventaja con el 26 a 33 definitivo.

Resultado esperado ante un histórico, pero no ante un conjunto que está en los últimos puestos de la tabla. Al milagro de permanencia le restan las matemáticas y el Sinfín está a 7 y el Valladolid y el León a 10.


IBEROQUINOA ANTEQUERA 26 (11+15). Alarcón (p), Del Castillo, Pérez (5), Ortega (2), Vinicius (4), Da Silva (8), Moreno – siete inicial – Moyano (p), García, Grandi (2), Podadera, Díaz, Chispi (1), Baena (3), Aymerich y Castro (1).

ADEMAR LEÓN 33 (18+15). Bomastar (p-1g), Milosavljevic (5), Fernández, J. (3), Virbauskas (4), Borges, L. (4), Borges, G. (1), Martínez (6) – siete inicial – Papantonopoulos (p), Casqueiro (3), Jazinovic (), Jin-Young (1), Pérez (), Boskos (5), Soljic () y Fernández, V. ().ÁRBITROS: Jordi Ausás y Miquel Florenza, del colegio catalán. Excluyeron por parte del equipo antequerano a Ortega, Podadera, Grandi, Da Silva y por parte del conjunto visitante a Liapis, Fernández, J., Virbauskas

Parciales cada 5 minutos: 05’ (1-2); 10’ (3-5): 15’ (5-7): 20’ (7-11); 25’ (9-14); 30’ (11-18) Descanso. 35’ (12-20); 40’ (14-24); 45’ (18-27): 50’ (12-29); 55’ (25-31); 60’ (26-33) Final.

Incidencias: Encuentro de disputado en el Pabellón Fernándo Argüelles ante unos 1.300 aficionados. Antes del comienzo se dedicó la puerta principal del pabellón al histórico del balonmano local Manolo Porras. En el descuento se realizó la presentación de todos los equipos de la base del Club Balonmano Los Dólmenes.

 
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 12 de febrero de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).