Tenía que llegar, se hacía rogar, borró pronto la ilusión del ascenso, pero el Balonmano debe dar tardes como la de este sábado 19 de febrero en Asobal. El Iberoquinoa Antequera sumó su segunda victoria, 34 a 25 ante el Balonmano Nava, octavo con doce puntos más que los de Lorenzo Ruiz.

Se notó desde el primer minuto. Esta tarde no se iban a ir de cinco goles nada más empezar. Se iba dominando los parciales y así hasta el final. Con 34 goles a favor y un gran Diego Moyano bajo palos, el resultado y los puntos llegaron. 

Fue un partido muy serio ante el Viveros Herol Nava y los dos puntos en juego se quedaron en un Pabellón Fernando Argüelles que, por fin, disfrutaba nuevamente de la Liga Asobal.

Lo importantes es ganar y disfrutar, otra cosa es que el Valladolid esté a ocho y el Sinfín y el Huesco a nueve puntos. Ésa es otra historia. Ahora toca ganar en Asobal y vivir tardes como la de este sábado.

Volviendo al encuentro en sí, con un parcial de 5-1, obligaba al técnico visitante Zupo Equisoain a pedir un tiempo muerto antes de llegar al primer parcial. La intensidad de la defensa 6-0 daba sus frutos y Diego Moyano ponía nivel en la portería.

Cuando los segovianos recortaron, el Iberoquinoa aguantaba con el refuerzo invernal Vinicius como jugador destacado, y con Fernando Moreno aprovechando las contras. ¡Esos extremos!

No se descompuso el conjunto de Lorenzo Ruiz con la rigurosidad arbitral en hasta tres exclusiones en el primer tiempo, para llegar con una máxima renta de 5 goles al descanso (17-12). La historia ya se predecía distinta a la de los partidos tras la primera victoria en casa, y unica hasta ahora, ante el Logroño.

En la reanudación, los antequeranos no dieron margen a la duda y lo dieron todo en defensa y en ataque. Siguieron con el mismo guión, no solo manteniendo la ventaja sino aumentándola conforme avanzaban los minutos.

El segundo triunfo de la temporada estaba cada vez más cerca, y no se podía dejar escapar. No se bajó la intensidad, con un Chispi tirando de galones para acabar como máximo anotador local con 6 goles, y se disfrutó sobre el parquet y en la grada.

Siempre a más, aguantando la defensa adelantada de Nava, se llegaba al final con la máxima distancia del encuentro (34-25). Se celebró como un trofeo, el de ganar en Asobal, que para algo es la primera categoría del balonmano español. ¿Para cuándo la próxima? Espera el segundo, el Bidasoa de Irún, con 24 puntos.

 

 

 


Iberoquinoa Antequera: Moyano (P), Del Castillo (3), Grandi (2), Aymerich (4), Moreno (3), Baena (2), Vinicius (4). También jugaron Alarcón (P), Quino Varo, Podadera (2), Castro (1), Ortega, Isaac (1), Silva (3), Chispi (6) y Pérez de Inestrosa (3).


Viveros Herol Nava: Patotski (P), Vujovik (1), Bernabéu (1), Rodrigo (8), Carró (3), Tsanaxidis (1) y Mota. También jugaron Pleh (P), Moyano (5), Germán, Vega, D`Antino (3), Villagrán (1), Óscar, Rosales, Smetanka (2).


Árbitros: Fernanda Espino Guerra y Víctor Navarro Baquero, del Colegio Canario. Excluyeron por Iberoquinoa a Vinicius (2), Castro, Ortega, Grandi (2); y por Viveros Herol a Vujovic y Carró (2).


Parciales cada 5 minutos: 5’ (5-1): 10´(6-5); 15´(9-7); 20´(13-9); 25´(13-10); 30´(17-15) Descanso. 35´(20-15); 40´(23-18); 45´(26-19); 50´(28-21); 55´(30-23); 60´(34-25) Final.


Incidencias: Partido de la Liga Asobal disputado en el pabellón municipal Fernando Argüelles de Antequera ante unos mil espectadores.

 

 
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 26 de febrero de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).