El espectáculo de la Copa del Rey de Balonmano arrancaba con un trepidante primer encuentro de cuartos de final, con el segundo y tercero de los clasificados de la Liga Asobal jugándose un puesto en semifinales.

Bidasoa Irún y Fraikin Granollers estrenaban con una espectacular presentación, llena de color, una competición para la que el Pabellón Municipal Fernando Argüelles de Antequera se ha rejuvenecido.

A pesar de disputarse en horario matinal, el ambiente en las gradas fue una buena muestra de lo que se va a vivir a lo largo de todo el fin de semana, con la ayuda de escolares de diferentes centros educativos de la ciudad que se contagiaban de la fiesta.

A pesar del fulgurante inicio de Bidasoa,  que rápidamente colocaba un 3 a 0 en el marcador, Granollers pudo neutralizar rápidamente la renta; logrando un parcial de 1-6 que obligaba al técnico vasco a solicitar tiempo muerto.

A partir de ahí, la igualdad fue la máxima de este primer tiempo, hasta que en los compases finales el conjunto catalán, con un gran Chema Márquez al frente, lograba llegar al descanso con la máxima ventaja (14-17).

 

De la remontada a morir en la orilla para Bidasoa

Siempre a remolque, los vascos fueron remando para acortar distancias hasta lograr la igualada a falta de seis minutos. Comenzaba un nuevo partido, en el que los irundarras desaprovecharon la oportunidad de darle el K.O. a Granollers. Se levantaron de la local con un gol de Antonio García que forzaba la prórroga.

No podía comenzar con más igualdad la copa antequerana. Hasta el último instante, Adrián la tuvo para Bidasoa pero el balón se fue alto y Granollers sigue en competición (36-37).

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 26 de marzo de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).