Terminó la fiesta del Balonmano de una nueva Copa del Rey en Antequera con la victoria del Barcelona por 30 a 26 ante un Granollers que lo puso difícil. Aplausos del Fernando Argüelles a Antonio Carlos Ortega, entrenador del equipo ganador que dejó en ese parqué los mejores años de Balonmano en un equipo de Antequera en Asobal.

Tras dos días intensos con seis partidos, llegaba la final con el no hay billetes y 2.100 asientos completos en un remozado pabellón que permite luces de colores para las presentaciones y luz led para el parqué.  

El equipo barcelonés triunfó de nuevo en Antequera, donde ya conquistaría este título en la anterior celebración en la ciudad del Torcal en 2010. Un partido de auténtico balonmano, grandes jugadores, técnica en los banquillos y espectáculo, en definitiva, la mejor muestra de lo que ha sido esta XLVII Copa del Rey 2022.

Sin miedo, el Granollers planteó un partido serio ante el Barça que llevaba el cartel de favorito, pero que en la primera parte, vio como esa insignia transparente se esfumaba minuto a minuto. Los de Antonio Rama no tuvieron errores forzados que le castigaran de cara a la portería, donde estuvieron acertados toda la primera parte basados en los lanzamientos de Esteban Salinas, Valera y Chema Márquez que se salieron en sus disparos, haciendo que la portería blaugrana cambiara ante un intento de frenar los tantos en esa ida y venida incesante de los rivales.

Maciel sustituyó a Pérez de Vargas, pero ni así, lograron frenar el impulso y constancia del Granollers. En la presidencia, junto al presidente de la Federación Española, Francisco Blázquez, el alcalde Manuel Barón, el teniente de alcalde Juan Rosas, el presidente del Barcelona, Juan Laporta, entre otras personalidades del mundo político y del balonmano.

Los de Antonio Carlos Ortega tuvieron que ir a remolque prácticamente toda la primera mitad, solo consiguieron ponerse por delante en el minuto 13, pero fue un mero espejismo ya que en el 17, de nuevo el Granollers se puso por delante y ya para hacerlo de forma contundente. Llegaron además los mejores momentos del Granollers gracias a las cuatro paradas seguidas de su portero Rangel y el aprovechamiento de sus superioridades y eso, finalmente se reflejó en un equipo culé que no se encontraba cómodo y no hallaba el camino para hacer gol. Parcial de 1-4 en los últimos 10 minutos para marchar al descanso con el 11 a 15 del luminoso.

El Granollers frenó los primeros 30 minutos al todopoderoso Barcelona, pero quedaba la segunda mitad

Se esperaba una segunda parte mejorada del equipo blaugrana, donde la grada comenzó respaldando a los del Granollers. Pero los de Ortega consiguieron tapar a la perfección el lanzamiento exterior del Granollers, cerrando muy bien el pivote y atascando la circulación rápida que habían tenido en la primera parte.

De esta forma, consiguieron neutralizar la concentración y lograr ponerse por delante y con ello, dominar en la segunda parte con un durísimo parcial de 7 a 0 poniéndose con un 23-18 en el minuto 48.

Con este panorama, el Granollers tirando de tiempos muertos, quiso acortar distancia cambiando el juego, buscando abrir más su ataque para así facilitar la entrada por el centro, un juego que había conseguido anular Ortega.

Se notaba el esfuerzo del fin de semana y de la primera mitad. Los blaugranas entonces comenzaron a hacer su partido. Lograron abrir la defensa del Granollers que vieron que poco a poco se les escapaba el partido.

Pero aún así, quedaban cartuchos por gastar. Lograron acercarse hasta el 26 a 24 con posesión del Granollers, rozando el pasivo, Antonio García lanzó fortísimo a la madera. ¡Qué fase final de Copa ha realizado! Quedaba minuto y medio y ahí perdieron la ocasión de, al menos, haber llegado a la prórroga. Al final, 30 a 26, y triunfo del equipo esperado, el rey de copas: el Barça.

Celebración en la cancha, entrega de títulos y la grada que ovasiona a un emocionado Antonio Carlos Ortega que dejó su pasión por este deporte en su estancia en el equipo de la tierra.

 


Barcelona, 30 (11+19): Pérez de Vargas, D. Mem (2), N’Guessan (8), Aleix Gómez (7), Petrus (2), Fernández (2) y L. Fábregas (2). También jugaron: Maciel (ps), Janc, Martí Soler, Cindric (4), Makuc, Langaro (1), Y. Ben Ali (2), Richardson y Ali Zein. 

Granollers, 26 (15+11): Rangel, Chema Márquez (8), Pol Valera (7), Esteban Salinas (6), A. Martínez (1), S. Franco y Antonio García (4). También jugaron: P. Valera (ps), Edgar Pérez, J. Gurri, Álex Márquez, Armengol, De Sande, O. Rey y Amigó.


Árbitros: Andreu Martín e Ignacio García (Cataluña). Excluyeron por parte culé a Langaro, Ali Zein y Janc; excluyeron por parte del Granollers a Antonio García, Amigó y Esteban Salinas.

Parciales cada 5 minutos: 2-1; 3-4; 7-7; 8-10; 10-12; 11-15 (descanso); 15-17; 17-18; 21-18; 24-20; 26-23; 30-26 (final).


Incidencias: Partido correspondiente a la final de la XLVII de la Copa del Rey de Balonmano disputada en el Pabellón Fernando Argüelles con entradas agotadas y 2.100 personas.

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 2 de abril de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).