El Iberoquinoa Antequera logró empatar ante el Balonmano Torrelavega en un partido muy serio por parte de los chicos de Lorenzo Ruiz ante su afición después de la semana copera. Los cántabros empataron a falta de cinco segundos en un final de infarto ante un Argüelles con una gran entrada. Un punto que bien podían haber sido dos, pero que da esperanza a un equipo que seguro que volverá a mejorar y ser el que era a pesar de los malos resultados de la presente temporada.

 

Respeto al partido, el ritmo fue altísimo desde el principio. Intercambio de golpes, ida y vuelta. Comenzó mandando el Torrelavega con una buena defensa sobre Baena que obligaba al Iberoquinoa a buscar alternativas. El equipo local aguardaba su oportunidad con un buen Fran Alarcón bajo palos. 4 a 5 en los primeros cinco minutos y todo en juego. El Iberoquinoa iba sintiéndose más cómodo. Fue en el minuto 12 cuando llegó el punto de inflexión, empate a 7 tras ir a remolque desde el principio y seguidamente 9 a 7.

El Torrelavega replicó con un parcial de 0 a 3 y se volvió a poner por delante 9 a 10. Ambos equipos muy enchufados mantenían el partido muy vivo. El Iberoquinoa tomó nota y respondió con otro 3 a 0 para ponerse 12 a 11. En los compases finales del primer tiempo, el Torrelavega aprovechó varios fallos en ataque para tomar distancia e irse al descanso con tres de ventaja 12 a 15.

En la segunda media hora de partido se notó que todo podía pasar. Los puntos podían caer de cualquier lado. El Iberoquinoa hizo desaparecer esa ventaja a los tres minutos de la segunda mitad como si de un truco de magia se tratase. Dos goles de Aymerich y otro de Grandi igualaban el partido y el Argüelles gritaba el “¡A por ellos!”. 

La segunda parte mostró un balonmano de mucho nivel por parte de ambos equipos. Acción, reacción. Ninguno de los dos se dejaba caer. Así fue durante todo lo que duró el encuentro. A falta de nueve minutos, los de Lorenzo Ruiz se adelantaba 23 a 22.

Se vio una mayor experiencia a la hora de guardar esta ventaja por parte de los antequeranos. El Torrelavega intentaba darle la vuelta al marcador, pero el Iberoquinoa se mostraba muy sólido. La igualdad seguía siendo milimétrica. El canterano Álex Díaz demostró que ya atesora pillería con un gol desde el centro del campo aprovechando la puerta vacía del rival y mantenía la ventaja local 27 a 26. Todo podía pasar. 

La polémica del encuentro llegó en una acción defensiva a cargo del propio Álex. El extremo izquierdo del equipo cántabro falló su lanzamiento y uno de los árbitros decretó dos minutos para Álex, que no se movió ante su rival y aseguraba no haberle tocado. Tanto el banquillo local como el Fernando Argüelles al unísono clamaba contra la decisión. El otro árbitro desdijo a su compañero y dio el balón al Iberoquinoa.

27 a 27 a falta de un minuto. Tiempo muerto del Iberoquinoa, balón para Baena y gol. Quedaban cinco segundos para el final del partido. Tiempo muerto para el Torrelavega y gol de los cántabros que empataban para un resultado final de 28 a 28. Sensación de que se podía haber ganado, pero un punto sumado que hace ver con más color el futuro del equipo.

Ficha técnica:

Iberoquinoa Antequera: Fran Alarcón (p), Nacho del Castillo, Aymerich, Lucas Grandi, Fernando Moreno, Rafa Baena y Jorge Silva -siete inicial-. Podadera, Luis Castro, Moyano (p), Francis Morales, Cristóbal Ortega, Chispi, Álex Díaz y Ángel Pérez.

Balonmano Torrelavega: Murillo (p), Villoria, Porras, Renaud-David, Alonso e Isidoro -siete inicial-. Mijuskovic (p), Cangiani, José Carlos, Prieto, Gallego, Lombilla, Daniel Serrano, Casanova y Trifkovic.

Árbitros: Rafael Alberto García y Alberto Rodríguez.

Parciales cada 5 minutos: 4-5, 8-7, 9-8, 9-9, 12-11, 12-15 -descanso-, 16-15, 17-17, 19-20, 22-22, 24-24, 28-28.

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 9 de abril de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).