La liga comenzó como se presume que será la temporada: igualdad y los puntos serán muy caros. Los de Chispi respondieron a los de Quino Soler empatando y poniéndose por delante, pero en los últimos minutos, el marcador se puso de cara para los locales. Al final, 28 a 25 para los de la capital.

En Diario Sur se destaca que fue un “brillante derbi con triunfo para los locales en la recta final. Era el derbi malagueño que abría la primera jornada de la División de Honor Plata. El pabellón Fray Francisco Baños del colegio Los Olivos respondió al interesante encuentro.

El Trops Málaga dominó el arranque del encuentro con un 3-0 y mantuvo su renta hasta el minuto 18 (10-6), pero atravesó un bache que, unido a las exclusiones, dio alas al Alsur Antequera hasta que empató (11-11) en el minuto 24.

La igualdad se mantuvo al descanso (12-12).Los de Chispi supieron aguantar el arranque y defender su portería y aprovechas las oportunidades, en un partido donde destacó Lucas Grandi y de nuevo Alberto Ruiz, quienes sumaron casi la mitad de los tantos antequeranos.

En la reanudación, los de Chispi lograron una ventaja clara superado el minuto 36 (18-21), pero el Trops, sigue SUR, reaccionó con garra y jugándoselo todo a una carta logró la remontada en el minuto 24 (23-22).

En una recta final igualada, Martins marcó el 27-25 y Alberto Castro, el mejor del encuentro, puso el definitivo 28-25. Un jugador al que Antequera le tuvo en falta en su paso rápido por Asobal y que lo tiene todo: contundencia en defensa y gol en ataque. Con siete tantos, marcó la diferencia.

Los de Quino Soler devolvieron la derrota en la Copa de Andalucía ante los de Chispi, que ya sabían lo caro que iban a estar los puntos en la Plata. Queda mucha liga por delante.

 

El Alarcos Ciudad Real para el debut en casa

Este sábado 24 a las 18,30 horas, el Fernando Argüelles estrena liga. El Alsur Antequera recibirá al Alarcos Ciudad Real, que perdió en su debut liguero, 25 a 29 ante el Caserío Ciudad Real. Un histórico del balonmano español que es ejemplo de lo fue y padeció este deporte.

El Quijote Arena fue un referente para uno de los grandes de Europa.Ahora, Pérez Marín dirige a un equipo entre juventud y veteranía, donde destaca el histórico Rolando Uríos, con unos compañeros entre 15 y 26 años. Mucha juventud ante un equipo de Chispi que querrá ganar en casa ante su afición y preparar su tercer partido, en casa del Puerto Sagunto.

Para el entrenador local Chispi: “Tras perder en Málaga, es importante ganar en casa y no perder dos partidos seguidos. Tenemos ilusión por estrenarnos en el Argüelles con una motivación para ganar y jugar lo mejor posible para conectar con la afición que venga a vernos ante un histórico de nuestro balonmano”.

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 24 de septiembre de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).