10 de septiembre de 2022: el día que Andalucía comprendió por qué Antequera es el corazón de Andalucía. No seremos capital de Andalucía, ni se tendrán los privilegios de las capitales, pero se tiene lo más grande: saber conservar y respetar el legado que los dieron generaciones atrás.

Así, durante diez horas, desfilaron por las calles quince imágenes por el Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de los Remedios, tras 22 años negándose una Magna, a ves por falta de unidad, otras por incompresión de las autoridades, otras las describiremos en otra ocasión.

El caso es que el sábado amanecía con un altar extraordinario que ocupaba la puerta principal de acceso a la iglesia mayor y colegial de San Sebastián. El obispo de Málaga, Jesús Catalá, presidió una misa estacional para conmemorar la efemérides.

Luego, ida y venida de visitantes, venidos desde toda Andalucía para conocer una ciudad de libro, que se había escuchado, pero que al ser la misma fecha de Semana Santa en todos sitios, no podían venir esos días.

Y las iglesias abrieron, los visitantes vieron los tronos, admiraron enseres, imágenes y la arquitectura de los templos. Recorrieron calles, llenaron bares, hoteles y se llevaron productos de la tierra, entre ellos nuestra edición especial y algunas publicaciones cofrades.

 

El sol de Antequera se hizo presente

Eran las 16,30 horas y Santiago, El Carmen y Santo Domingo congregaban los tres primeros puntos para ver las primeras imágenes salir. El Carmen, Santa Eufemia y el Rosario comenzaron a sacar esos museos que hay en los interiores de las iglesias.

36 grados, sol directo y comenzaba el sueño. Alfombra roja en Cristo de los Avisos y desde las 17,30 horas se fueron uniendo los cortejos. Por allí empezaron pasando Santa Eufemia, Virgen del Carmen, Rosario y Consolación y Esperanza.

Al llegar a la esquina con San Francisco, primer "encuentro" en Fernández Viagas entre la titular de la Pollinica y la Virgen de la Vera Cruz que se incorporaba al cortejo. Seguía el Mayor Dolor y Dolores.

Entrada a Duranes, los espectadores entendían la magia de esa calle. Empezó La Estrela de Jaén que no paró de tocar una y otra vez. Al pasar El Carmen, esperaban en Lucena con Duranes, María Auxiliadora que se metió en el cortejo.

Desde Merecillas se incorporaba la carreta con el Simpecado del Rocío que llamó la atención por su forma romera de sentir el caminar. Se iba formando el recorrido oficial Lucena arriba y tras Vera Cruz, entra Piedad, y tras Mayor Dolor, el Consuelo.

Por Cristo de los Avisos, Dolores, Paz, Socorro, Soledad y el Señor de la Salud y de las Aguas. Antes, las monjas franciscanas de la Beata Madre Carmen que cantan al paso de las imágenes.

 

San Agustín marca el camino cénit de la Magna

Si Madre de Dios fue uno de los lugares más concurridos, el siguiente fue San Agustín. A las 20,30 horas entraba Santa Eufemia la primera a San Sebastián, como cada imagen, lo hicieron al son de las bandas. Al parar ante el altar de los Remedios, oración y continuaba el cortejo.

Mientras en Lucena se producía un momento único: Paz y Dolores, Dolores y Paz, juntas. Las obras maestras de Miguel Márquez unidas por una calle magna. Las imágenes iban tomando sus calles de retorno: Encarnación. Nueva, Cuesta de la Paz o Zapateros.

El final del trayecto atrajo a mucho público a San Sebastián. Era el momento de las "vegas". Primero la Paz, luego el Socorro que tuvo que parar más veces de lo normal por cómo estaban las aceras.

En la citarilla, aguardaba a Paz con ese "encuentro" entre ambas imágenes (lástima que tampoco se hiciera esta vez en San Sebastián) y mientras subía el Socorro, lo hacía l Soledad y los últimos aplausos para el Señor que subió con su paso ligero por las cuestas.

Y en Santo Domingo, la Virgen de la Paz que le espera y siguen las pinas cuestas. Y en el Portichuelo... estaba Ella, la Madre, esperando a su Hijo, en el encuentro de la Magna para la Historia. Las dos imágenes con más devoción de la ciudad.

Suenan los vítores, las marchas, las mecidas y el Señor que acompañaba a la Virgen hasta su puerta. Terminaba el Socorro y el Señor que bajaba las cuestas. Mientras, paso por Descalzas y Duranes del resto de imágenes. Encuentros entre Mayor Dolor con Consueloy Soledas.

Y en la Cruz Blanca, fusión de devociones  de dos parroquias, de San Pedro y la Trinidad, con sus reinas, las del Consuelo y Piedad.

Terminaba un día para historia, donde con la efemérides de los Remedios, se pudo conseguir una soñada y esperada Magna. Es nuestra primera impresión tras estar a pie de calle entre calles y plazas. Ampliaremos información y no se pierda la edición de este sábado y reserva ya el Especial de Semana Santa de 2023.

Por eso, Andalucía comprendió por qué Antequera es el corazón de Andalucía. No seremos capital de Andalucía, ni se tendrán los privilegios de las capitales, pero se tiene lo más grande: saber conservar y respetar el legado que los dieron generaciones atrás.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 17 de septiembre de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).