La fachada de la Real Colegiata de Santa María acogió este fin de semana el proyecto "Diversons, música para la integración", impulsado por la Obra Social "La Caixa", que sube a los escenarios populares a formaciones musicales de diferentes países que interpretan música nativa y de inspiración tradicional de sus respectivos países.

La primera actuación tuvo lugar el viernes 9 de julio, gracias a la argentina Sandra Rehder, quien acompañada por tres instrumentistas, combinó conocidos tangos clásicos de Gardel, Manzi, Expósito, Charlo o Tróilo con temas de los letristas y compositores de hoy o recitados de poemas de distintos autores (ella misma incluida) en un repertorio que mostraba una energía sorprendente y contagiosa.

El sábado el turno fue para el grupo brasileño Baiäo Brasil, cinco músicos que nos acercaron a la riqueza rítmica del Noroeste a través de un repertorio en el que interpretaron temas de grandes compositores como Jackson do Pandeiro, Luis Gonzaga o Zé Ramalho.