No dudamos que seguirá su fecunda y amplia labor, como "emérito", como si un obispo o catedrático fuera, sencillamente porque Antequera no puede prescindir de alguien que, "Por Su Amor", sabe como pocos de su Historia, de su Arte, de su patrimonio. Manolo Cascales, se jubila por aquello de la edad, pero tiene "cuerda para rato", para bien de su tierra y de sus muchos amigos.

Manolo, nace en Villanueva de Segura, Murcia, el día 6 de julio de 1940. Con veinte años es nombrado Archivero Municipal y Director de la Biblioteca Pública Municipal. En 1984, contrae matrimonio con la guapísima Carmen Rivera Sánchez. Fruto de su amor nace su bellísima hija Carmen.

En 1968, es nombrado director de "su" Museo Municipal, encargándose de su montaje, tras una fecunda labor de captación de enseres. Fue nombrado Secretario de la Junta de Defensa de las Iglesias de Antequera y miembro del Instituto de Cultura de la Diputación Provincial, Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo y Medalla al Mérito en las Bellas Artes, Secretario de la Asociación Andaluza de Críticos de Arte, Académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, y desde su refundación de la Real Academia de Antequera. Fue Vicepresidente primero del Centro de Iniciativas Turísticas. En 1978 es nombrado Hijo Adoptivo de Antequera, el mismo día en que se hacía Hijo Predilecto a Cristóbal Toral, distinción justísima a su más que demostrado amor por Antequera.

Escribe soberbios artículos en "El Sol de Antequera" y otros medios, así como en libros, folletos, conferencias y otros. La Agrupación de Cofradías le nombró Pregonero de la Semana Santa en 1967, en lo que fue una fuente de datos históricos extraordinarios, además de un canto a Antequera y su Semana Santa.