El festival de blues en Antequera marcó el cambio de mes en la ciudad e hizo sentir el ritmo de las armónicas y guitarras que se alzaron con las voces de los grupos  de “Emilio Arsuaga and The Mad Reeds” “Ray Farrel and The Leisure Men”, a quienes le tocaron cerrar la segunda edición en el destierro, con la esperanza de volver en 2022 a Santa María.

Con un aforo reducido de 182 personas, la noche del sábado continuó transformando el lugar previo al paseíllo de la fiesta nacional en un auditorio de música donde “Emilio Arsuaga and The Mad Reeds” abrió la noche del sábado con la sorpresa del guitarrista Kid Carlos, que siempre deja buena impresión en sus actuaciones en la ciudad.

Fusión de armónicas, teclados, voces masculina y femenina y los dedos de Carlos que dejaron sus acordes en un subidón de pasión musical por el blues. 

Cerró “Ray Farrel and The Leisure Men”, nominado a los Oscar del Blues, los “Blues Music Awards”, con una banda muy potente y mostrando estar en lo más alto del blues.

A las 1 de la madrugada, concluyó la segunda y última noche de un festival que sigue mandando mensajes al cielo en forma de luz, sonido y buena música. Ya queda menos para el 2022. ¿El regreso a Santa María?

 

 

 

 
 

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 7 de agosto de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).