La conocimos en el Festival Flamenco de Oropesa, el año antes de la fatídica pandemia, una mañana de domingo, compartiendo escenario con las niñas de las escuelas flamencas de Castellón y nos dejó a todos boquiabiertos. Yo por aquel entonces presentaba el festival y todavía hoy, guardo en mi alma, unos maravillosos tangos que bailó la Rubia, con una flamencura y una verdad, impropios de una edad tan temprana.

Allí, en Oropesa, compartió cartel con Rancapino y Rafael Amargo y llamó la atención de todos los presentes, convirtiéndose en la sensación del ciclo. El año pasado, una gran aficionada al flamenco, Cristina Fernández, vicealcaldesa de Benicasim, llamó a Victoria para ser cabeza de cartel en una de las jornadas del festival flamenco de Benicasim y la Rubia de Antequera la volvió  a formar. Abarrotó la plaza donde actuó y demostró una vez más al público castellonense, que estábamos delante de una bailaora distinta, capaz de llegar tan lejos don de ella se lo proponga. En Benicasim compartió escenario con la gran cantaora María Teremoto. Y el día 22 de este mes, completará la terna de festivales más destacados de la Costa del Azahar, participando en el “Peñíscola From Stage”, Festival de Peñíscola, compartiendo escenario con el gran Farruquito, en un festival donde también estarán Miguel Ríos y Estrella Morente entre otros.

Victoria tiene todos los condimentos necesarios para ser una figura del baile flamenco. Afición, trabajo, desparpajo, personalidad, un entorno familiar excelente y una dirección artística inmejorable de la mano de Ana Pastrana, figura clave en su breve, pero intensa trayectoria. 

A este paso, la Rubia de Antequera, se va a convertir en un imprescindible de las programaciones flamencas de todo el territorio nacional. Próximamente hará su debut en Valencia, donde la esperan con una expectación tremenda. ¡Suerte Rubia!

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 18 de junio de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).