No vamos a insistir en los calificativos hacia nuestro ilustre paisano Cristóbal Toral, figura donde quiera que se encuentre y por tanto, noticia permanente. Ahora lo es, porque este miércoles 10 de febrero fue objeto de un multitudinario y a la vez selecto homenaje que un grupo de personalidades y autoridades, admiradores y amigos de Cristóbal, le ofrecieron con motivo de haber recibido la Medalla de las Bellas Artes otorgada por la Comunidad de Madrid, en el exclusivo Club Financiero "Génova" de la capital de España.

Le hicieron ofrecimiento del acto, Juan Antonio Sagardoy, figura de la Abogacía española, que leyó una preciosa carta que había enviado el vicepresidente del Gobierno Manuel Chaves, justificando su ausencia y haciendo un canto a la vida, obra y merecimientos de Cristóbal, así como otras autoridades en el mismo tono admirativo-laudatorio, a todos los cuales, se dirigió Toral, agradecido y emocionado ante los elogios –todos merecidos– que se le dirigieron como artista y como persona, como gloria del Arte español. Desde estas páginas, donde hemos seguido su trayectoria meteórica, su éxito mundial, nos congratulamos del homenaje, y, felices y emocionados, nos adherimos de corazón.