Tras más de quince años fuera de casa, regresa a casa el malagueño David Ruiz ‘Burrito’, tras una exitosa carrera por clubes de primera división como el mítico Caja Segovia donde se formó desde categoría cadete, el Pescados Rubén Burela, Palma Futsal, Betis o Jaén Paraíso Interior, donde logró una Copa de España. Incluso vivió su aventura internacional en el Acqua e Sapone italiano.

 

“Estoy muy contento de volver a casa después de tantos años fuera, tenía esa espinita de estar en mi casa y me apetece mucho jugar Liga y Copa delante de mi gente”, señala el jugador, con quien contactamos a la salida de un entrenamiento. “Resulta hasta raro salir del entrenamiento y poder irme directamente con la familia, de los que he estado apartado durante quince años”, reconoce.

Este ha sido uno de los principales motivos por los que ha decidido fichar por Besoccer UMA Antequera, algo que se venía fraguando “desde enero que hablé con Tete para ver si había alguna oportunidad, y todos hemos puesto de nuestra parte para que por fin pueda estar aquí”. “Estoy muy ilusionado y con muchas ganas de competir”, manifiesta Burrito (a quien empezaron a llamar así por su parecido al futbolista Burrito Ortega, y que se ha quedado con ese sobrenombre). Jugar en Segunda División no es ningún impedimento, “sino un aliciente para volver a poner al club en el lugar que se merece, que es en primera”.

 

 

Lo importante es competir y ayudar a los compañeros

Para David “lo importante es competir y ayudar a los compañeros”. Sobre cuál debe ser su aportación, expone que “estoy a disposición de los que me pida Tete, pero tenemos una plantilla muy joven y creo que yo les puedo aportar esa experiencia de tantos años, ponerme el galón de importante y que cuando las cosas se pongan complicadas todos sepan que me tienen para lo que sea”.

Aunque el brazalete de capitán “no hay forma de quitárselo a Miguel”, bromea, sí que viene dispuesto a tomar el rol que en otros tiempos tuvieron Tete y Crispi, en nuevo cuerpo técnico de UMA.

“Esos galones se los ganaron ellos en la pista más que por venir de fuera, y eso es lo que yo pretendo hacer”. “Hay que venir, trabajar, y así es como me puedo ganar ese respeto”; concluye Burrito que ve el ascenso “como un premio, ya que la UMA siempre se caracteriza por trabajar día a día y al final tener su recompensa”, y estar donde se merecen.

 

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 7 de agosto de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).