Matas fusionó prosa y poesía: “Bendito sea el que con un sentido cristiano monta y prepara con esmero su Belén, y bendito él que, movido por la curiosidad, o por la belleza se acerca a Dios, a través de su contemplación”. Fue una exaltación a la Navidad, pero profundizando en su raíz.

 

La Navidad de Antequera de 2020 fue pregonada por Julio Matas Lara, que compartió los valores cristianos de estas fiestas, que son anunciadas en nuestra ciudad por un Cartel, obra de José Carlos Jiménez. La Asociación de Belenistas ‘Noche de Paz’ toma el testigo que dejó la Hermandad de Belenistas y fusiona Cartel y Pregón en un solo acto, que se desarrolló el domingo 13 de diciembre a las 12 del mediodía en la iglesia de San Juan de Dios.

Acto conducido por el directivo Francisco Berrocal, empezó un cuarteto de la Escuela Municipal de Música con música festiva de este tiempo volviendo a demostrar la base musical de nuestros centros educativos y musicales. Así, Lourdes Castro,Liya Rozanova, Pablo González y María Martín, ofrecieron un repertorio con: “What child is That?”, “¡Regocijad, Jesús nació!”, “Noche de paz”, “Adeste Fideles” y “We wish you a merry Christmas”.

Luego empezó el Pregón, donde Julio Matas Lara supo exponer la Navidad en varias escenas que van recorriendo lo que el Adviento prepara de cara a Navidad. Reflexionó sobre su origen y la figura de San Francisco de Asís. Cómo no, se refirió a las generaciones que van transmitiendo la forma de montar el Belén, teniendo un sentido recuerdo a los abuelos.

Se refirió a la actual pandemia y pidió tener presentes a todos aquellos que llevan meses esperando ese abrazo y llamada y qué mejor momento que la Navidad para tenerlos presentes. Pidió al autor del Cartel, José Carlos Jiménez, al presidente de los belenistas, Pablo Montesinos, y al alcalde de la ciudad, Manuel Barón, que desvelaran la obra, junto al niño, Gonzalo Cruzado Jiménez, que está presente en la obra.

Jiménez plasma en una fotografía la recreación de San Francisco de Asís entregando el arte del Belén a un niño en la Misa del Gallo, como símbolo de los Nacimientos, en este caso uno de Antonio Narbona.  Cerró el acto el presidente del colectivo Noche de Paz y el alcalde de la ciudad, Manuel Barón, así como se entregaron recuerdos para los protagonistas. Fue transmitido en directo por El Sol de Antequera.  

 

El mensaje de Julio Matas Lara para esta Navidad de 2020 

Matas Lara empezó citando al teólogo Karl Rahner que a mediados del pasado siglo decía: “La Navidad significa que Él ha venido, que Él ha iluminado la noche. Que Él ha convertido la noche de nuestra ignorancia, la noche terrible de nuestras angustias y desesperanzas en una noche buena... Nuestra noche, la terrible, fría y solitaria noche se ha convertido en una noche santa. Porque el Señor está aquí...”. 

Por ello el pregonero expuso que “la Navidad es un sueño que carece de medida cuando va pasando el tiempo. La Navidad retorna al son de aquellas panderetas y zambombas cuyos sonidos nos desplazan siempre a un pasado que revive en el presente de nuestra memoria”.

Tras el saludo inicial a las autoridades se refirió a la recién creada asociación de belenistas: “Nace con el firme propósito de fomentar y difundir la costumbre del Belén, acercando este arte a toda la ciudadanía, como un movimiento cultural y próximo. Un heterogéneo grupo de personas deseosas de compartir sus experiencias y ganas de aprender. Nos mueve el amor a la familia, el respeto a esta tradición de la que nos sentimos orgullosos y el deseo de que tenga un futuro que no sería posible sin vuestro apoyo”.

Nieto de uno de los fundadores de la Cofradía del Rescate, hijo del que fuera su hermano mayor y presidente de la Agrupación y de la gran pregonera de la Semana Santa, considera que “los cofrades, creemos y confiamos en la importancia de la religiosidad popular entendiendo la Semana Santa como verdadera catequesis sobre la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, y durante la Cuaresma nos preparamos para celebrarla”.

Desarrolló su Pregón en varias escenas: Anunciación a María, visitación a Santa Isabel, Pidiendo posada, Nacimiento de Jesús, Anunciación a los Pastores y la Adoración de los Reyes Magos. Para terminar, se basó en el amor, la fe y la esperanza compartiendo que “no podemos olvidar que el montaje de un Belén implica el establecimiento de vínculos, no solo con nuestro presente, sino también con nuestro pasado y con nuestro futuro”.

Su momento más tierno y emotivo fue cuando pidió imaginar “la emoción o la ilusión que sintieron, la primera vez que vieron a sus hijos o nietos, acercarse con curiosidad a ellos y preguntar, si, teniendo mucho cuidado, era posible ayudarlos a colocar las figuras. Corazones de barro, que tras un año guardados con esmero y cuidado, vuelven a la vida, a través de las manos que con delicadeza las posan para hacer el belén más digno y hermoso posible, y que parecerán en ese momento más vivas que nunca”. Sin duda, el relevo de sus padres, de sus abuelos, un Pregón hecho con el corazón de un joven cristiano.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 19 de diciembre de 2020. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).