En las pasadas fiestas, fallecía don José María Blázquez Rojas, devotísimo de la Virgen de los Remedios, sostén de su Esclavitud, a quien, en buena parte debía su mantenimiento la preciosa iglesia antequerana. 
Una larga enfermedad hizo crisis y nos dejó en vísperas de la Navidad. Que su Patrona, la Virgen de Los Remedios, le guíe en el camino de la resurrección y consuele a sus familiares y amigos.