El pasado fin de semana, fallecía, causando profundo dolor en sus familiares y amigos que le recordamos con afecto, Cecilio Ladrón de Guevara Flores, hijo de uno de los mejores porteros que ha tenido el fútbol, el legendario Ladrón.   
Cecilio, persona amable y servicial, jugó en el equipo “Las Casillas”, que entrenaba aquel genio que fue Garzón, destacando como organizador del juego de su equipo. Luego, en el Antequerano, en el que jugó hasta de portero cuando hizo falta. Hizo la “mili” en Málaga, y llegó a jugar en el Coín… Pero Cecilio, tuvo hacerse “camarero”, trabajo en el que se ganó el afecto de sus jefes y el respeto de sus compañeros.
 
Trasladado a Madrid, seguía en contacto con su tierra y con la marcha del Antequera. En fin, un antequerano más que tuvo que salir de su tierra a la que llevó siempre en su corazón, junto a su familia de allí y la que dejó aquí.
 
Para él nuestro recuerdo y nuestra condolencia a sus hijos y sus hermanos Antonio, Encarni, Pepe, Paco y Rafael, queridos amigos nuestros, al tiempo que pedimos a Dios su eterno descanso y a sus amigos, una oración por su alma.