Tras soportar, con ejemplar entereza y resignación cristiana, durante años, una dura y cruel enfermedad, entregaba su alma a Dios, este lunes, nuestro querido amigo José Luis Aragón Sánchez. 
En su faceta profesional, perteneciente a una familia vinculada desde hace decenios con el mundo de la Imprenta, las Artes Gráficas y la Papelería contribuyó a hacerse con un prestigio profesional muy estimado. En cuanto al mundo Cofrade, perteneciente a la Cofradía de Los Estudiantes, de la que fue destacado presidente, se entregó en cuerpo y alma a su consolidación y mejora.
 
La noticia de su fallecimiento, no por temida, impresionó a sus muchos amigos, que han sentido tan sensible pérdida. Desde estas líneas enviamos a su esposa, hijos, hermanos y familiares nuestra profunda condolencia, pidiendo a nuestros lectores una oración por su alma.