El pasado domingo 22 de diciembre, Antequera recibía la mala noticia de la defunción de José Luis Vidaurreta Villarejo, hermano mayor que fue de la Cofradía y del trono de la Virgen de la Paz, concejal del Ayuntamiento de Antequera y empleado de banca.A los 78 años fallecía tras estar varios días hospitalizados, dejando a su esposa Irene, sus hijos, hijos políticos, nietos, demás familia, amigos y devotos de la Virgen de la Paz.

 

Destacado personaje de nuestra Semana Santa de la segunda mitad del siglo XX, ferviente devoto de su Virgen, con la que protagonizó la sana rivalidad entre los de “Abajo” y los de “Arriba”, en esos añorados años  de nuestras cofradías.

 

Atrás quedan sus tertulias con Antonio Cabanillas y el recordado Manolo Higueras y sus paseos diarios a ver “al jefe” a San Sebastián, con su periódico en mano, su sombrero, sus guantes y sus conversaciones diarias con Gonzalo Ruiz, el del Socorro, con quien mantenía una gran amistad.

 

Descanse en Paz, otro gran cofrade, un gran personaje, un antequerano, descendiente de la familia del Beato Enrique Vidaurreta, pregonero que fue de la Semana Santa de Antequera de 2012 en su iglesia de Santo Domingo.