A los 68 años culminaba su vida con nosotros doña Dolores Martín Luque, quien nació un día de Nochebuena en 1952 y nos deja un día de Navidad en 2020. Toda una vida dedicada a su familia, a su arte de la costura, a ayudar a los demás y a animar a los suyos cuando empezó a padecer la enfermedad que terminó con su vida: el cáncer. 

 

Estudió en los colegios de calle Rastro y de La Victoria, donde aprendió a coser, una de las pasiones de su vida. Conocida por sus trabajos en los establecimiento de Rojas y Talmia, así como en casas de la ciudad, donde entabló gran amistad con todas sus familias como la de los Linde.

¡Cuántas vestimentas, trajes de Comunión y de novia habrá tenido el cariño de sus manos y vista! Participó en el colectivo de la asociación de fibromialgia de Antequera, FIREUMAS, en la que impulsó un taller de manualidades, que sirvió para mantener su día a día.

Padeció las adversidades desde pequeña, desde perder muy joven a sus padres, a una hija con apenas dos años, enfermedades en otra hija, o quedarse sin hermanos. Y cuando volvía a sonreír de nuevo, el cáncer entró en su vida. 

En vez de esperar el apoyo de su familia, ha sido ella la que cogía las manos de su marido e hijos, los animaba a seguir luchando y valorar la vida. Siguió cosiendo, formando su último vestido, el de la lucha en la batalla del cáncer.

Aunque no salga todos los días en los medios de comunicación, el cáncer crea una forma de vida, donde un día parece que todo se ha superado, y 24 horas después se desmorona todo lo avanzado. Así le pasó a ella, justo 24 horas después de cumplir 68 años, nos dejaba con 68 años en el Hospital Carlos de Haya de Málaga.

Desde aquí, nuestro pésame a su esposo, José Palomo Ruiz; así como a sus hijos: Pepe, Almudena y David (a sus parejas: María Jesús y Raúl, que para ella, eran dos hijos más), además de sus nietos (Nuria, Andrea, Adrián, Ainara y Pepe) y demás familia. 

Que siempre la tengan de ejemplo como mujer valiente, luchadora y comprometida. Que cuando miren al Cielo, sepan que la estrella que más brilla será su madre. Y ojalá el 2021 traiga los recursos para la prevención, investigación y curación del cáncer. ¡Que su lucha no se olvide y entre todos combatamos esta enfermedad!

 

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 2 de enero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).