Hay momentos de nuestro pasado que quedan registrados con gotas indelebles en nuestra alma, son esos recuerdos que una y otra vez nos atesoran el corazón y que dan razón a nuestra existencia. Precisamente de recuerdos infinitos está marcada nuestra vida junto a mis tíos Miguel y Lolita, a quien precisamente despedíamos este miércoles 10 de febrero en la iglesia de Capuchinos, a la que ellos acudían semanalmente a participar de la misa con una gran devoción que tenían por la Divina Pastora.

Hace seis años se nos fue mi tío, al que siempre recordamos con risas y despertando nuestros mejores recuerdos de niñez, es imposible no pensar en él y hacerlo con risas y llanto a la vez, ¡pero es tan bella esa sensación de haber compartido esos instantes en familia!

Y ahora, mi tía Lolita. Con ella se rompe un dúo que a nosotros, sus sobrinos, nos permitió vivir días intensos. No podemos dejar atrás sus momentos en la playa, los dos juntos, repartiendo huevos duros a cada uno de sus sobrinos. Las eternas caravanas por Carretera de Cádiz, o ese inconfundible olor del AfterSun en el baño del piso de Málaga.Mi tía, siempre estuvo para todos, igual que él. A donde se les llamaba, ellos iban, sin rechistar, sin pedir nada a cambio y todo ello, siempre sintiéndose orgullosos de nosotros, los que ahora, esta semana los recordábamos sin cesar, porque no podíamos pensar en ellos por separado.Mi tía se ha ido en silencio, como siempre se quedaba muchas veces escuchando a unos y otros, para luego con su mirada e inocencia siempre presente, tocarte la mano y dar su aprobación cariñosa.

Ahora, después de un tiempo de separación, vuelven a estar juntos, seguro que Miguel le ha dado un enorme abrazo a Lola. Y Lola le habrá dicho: “Miguel, mira que venirte aquí arriba antes que yo”, en ese tono medio enfadado, medio de broma lleno de amor.

¿Saben lo que es compartir en familia, vivir en familia? Pues nosotros, sus sobrinos, nos sentimos colmados por ellos, por ambos, por Miguel y Lolita. Desde aquí gracias eternas por todo lo que hicisteis por nosotros, y cuidad a vuestra familia, Loli, Antonio, sus nietos Paula y David, bisnietos y sus hermanos, y de nosotros vuestros sobrinos, a los que no nos faltaran recuerdos bellos de vosotros Miguel y Lola, Lola y Miguel.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 27 de febrero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).