El pasado sábado 15 del presente nos dejó don Miguel Manzano Alés a la edad de 97 años. La Comunidad de los padres trinitarios y la Parroquia de la Santísima Trinidad desean expresar su pesar y oración por su pérdida.La familia Manzano Recio es una familia muy implicada y querida en la Parroquia y en la Comunidad de los padres trinitarios de Antequera. Cuando se trasladaron desde Campillos a nuestra ciudad, en el año 1950, se implicaron en la Parroquia de San Sebastián, siendo arcipreste de la ciudad don Antonio López Benítez.

 

Tras el traslado de calle Maderuelos a la Barriada Miraflores, se crean lazos de fraternidad con los Trinitarios. Comparten con ellos su fuerte fe y colaboran con la parroquia en todo lo que se le solicita.  La Comunidad de Antequera y todos los religiosos que han pasado por ella estarán eternamente agradecidos a nuestros queridos Miguel y María Luisa. Siempre han mostrado un gran amor a esta comunidad y su espíritu de servicio, siempre dispuestos a colaborar en lo que hiciera falta en la comunidad y en la parroquia trinitaria, con gran sencillez y sabiduría, animando siempre a los demás, dejando hacer y arrastrando con su ejemplo y disponibilidad.

En la Parroquia no faltaban un día al rosario y a la misa, en la que participaban activamente. María Luisa rezaba muchas veces el rosario y, Miguel hacía de sacristán preparando siempre lo necesario para la celebración. Si algún día faltaba, lo echábamos de menos, no sólo por el servicio que hacía, sino por su agradable compañía. Lo importante no es tanto lo que hacía cuanto el “cómo” lo hacía. Siempre desde la sencillez, desde la humildad. Su carácter era siempre agradable, siempre estaban “de buenas”. Era de las personas que construyen, que unen, que animan. Nunca hablaba mal de nadie, siempre hablaban bien de todos, se fijaba en lo bueno.

Su amor a la Orden Trinitaria lo mostraron con su compromiso y consagración al Laicado Trinitario, con el reverendo padre Arturo Curiel en 1986. Lo lideraron durante 30 años, con gran sencillez y sabiduría, animando siempre a los demás, dejando hacer y arrastrando con su ejemplo y disponibilidad.

Las celebraciones religiosas familiares las preparaban con esmero (Te Deum). Tan estrecha y profunda ha sido la relación con la Comunidad y la Parroquia que el 17 de marzo de 2010, fueron nombrados “Bienhechores Insignes de la Orden e Hijos Predilectos de san Juan de Mata” por el Ministro General de la Orden en Roma. Miguel y María Luisa han dado mucho fruto, han tenido 9 hijos, 23 nietos y 21 bisnietos.

 

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 22 de mayo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 

Que descansen en la paz de Dios Trinidad.