Miguel Conde Toscano (Cuevas del Becerro, 23 de julio de 1993) tiene 28 años, lleva diez temporadas con el UMA Antequera. Representó en la final lo que busca este equipo: sacrificarse por los demás, darlo todo y en las caídas, volver a levantarse por el bien común del equipo. Sufrió un duro golpe, del que quedó conmocionado, pero no dudó en regresar.

Es la sonrisa del equipo, el brazalete de capitán que pone a todos al servicio de los valores universitarios. La voz y el tesón de Tete en la pista. Creció con Moli y levantó la Copa con Tete. Tras la noche histórica, conversamos con él por videoconferencia, en una entrevista que la pueden seguir en nuestro YouTube.

Antequera tiene mucha historia y personajes que escriben sus páginas. Desde Gonzalo Fernández de Córdoba, “El Gran Capitán” con los Reyes Católicos, hasta el Capitán Moreno; o más recientemente Andrés Kogovsek en Balonmano. Ahora tenemos a Miguel, quien nos emocionó, nos preocupó cuando vimos el balonazo que le dejó inconsciente, pero todos sabíamos que en el vestuario les diría que tenían que dejarlo salir como así fue. 

“La verdad es que fue un pepinazo que me pilló mirando para otro lado y cuando te das cuenta... Me pegó muy fuerte, me quedé como 4 a 5 segundos de pie porque la jugada seguía y el momento que salió la pelota fuera me tiré para atrás porque digo: “Me ha dado muy fuerte y voy a sangrar seguro”, caí de espaldas y al momento vino Cone y ya me dijo: “¡Sangre, sangre!” y vino el doctor corriendo, me puso de lado y ya estuve un minuto y medio más o menos intentando cortarme la hemorragia y fue al incorporarme cuando estaba conmocionado, muy mareado y me volví a tirar para atrás y me dijo el doctor: “Tranquilo, Miguel no te preocupes, que es sólo un pelotazo, te cortamos la sangre y...”, pero al parecer por el protocolo me tuvieron que meter en la camilla por si el cuello... Bajó mi madre a verme, y cuando la vi le dije: ¿Tú que haces aquí? Tira para arriba que no es nada. Pasaron unos cuatro minutos, que es lo que dice el protocolo que tengo que estar parado y cuando me puso de pie me dijeron: “¿Mejor?” Y yo: “¡Pues claro!”, y ya me dijeron: “Pues al campo a jugar” y ya me estaba esperando allí Crispi... y ya pues a jugar otra vez”. 

Le preguntamos si llegó a sentir la ovación del público cuando volvió al campo. “Sí, fue muy bonito. Recuerdo que la salir de la bocana del vestuario la gente me aplaudía, me daba ánimo... incluso los de Valdepeñas, lo agradecí porque fue muy bonito.  Iba andando y tenía los pelos de punta”. 

Qué bonito lo vivido en Jaén cuando hasta los del Valdepeñas se rindieron a ustedes. “Nosotros cuando vamos en el autobús camino al pabellón, los aficionados que había allí en la puerta, nos recibió con aplausos. Ponte en nuestro pellejo, juegas en contra tres Primeras, juegas en el Olivo Arena de Jaén, que caben 6.000 personas, con menos de los nuestros por tema de distancia y la gente nos aplaudió. Nuestros aficionados de Antequera se colocaron como al principio del pasillo y nosotros les saludamos y cuando terminó el partido toda la afición nos aplaudió, reconoció que éramos merecedores del triunfo”. 

 En televisión, lo bien que os tenían en consideración los comentaristas, hablando de vuestros valores, vuestros años, vuestra trayectoria y que habías llegado ahí, no por suerte ni por azar, sino por que os lo habíais merecido.   “Cuando un equipo ha hecho lo que hemos hecho nosotros durante esta temporada en Copa del Rey... ¡Es que nos hemos cargado a cinco equipos de Primera División; tú lo sabes que nosotros ha habido temporadas que nosotros en el Argüelles no hemos ganado cinco partidos en Primera y en ese caso hemos ganado cinco eliminatorias, hemos sido campeones de Copa, hemos jugado contra equipo de primera mejores, peores, contra un equipo que ahora mismo puede ser el top 3 de la liga, como es el Valdepeñas,  y aún así creo que fuimos superiores. Y hay que reconocerlo, sobre todo cuando el comentarista del partido es Joan Linares, que es una eminencia dentro del Fútbol Sala, que ha sido directivo del Valdepeñas, director deportivo y habla tan bien de ti en la emisión del partido, pues al final chapó para él porque lo fácil hubiera sido decir comentarios a favor del Valdepeñas”.

 

El momento de ganar la Copa del Rey

¿En qué momento del partido decís: “Hemos ganado la Copa”?: “Por sensaciones de creerte de verdad que puedes ganar la Copa, cuando metemos el tercer gol y dices “Vamos a ganar seguro”. Por convencimiento personal, a parte ya de tu intuición, cuando vuelvo a la pista después del pelotazo y quedan 8 minutos más o menos, pienso “Hemos pasado la parta mala” porque físicamente estábamos tocados, hemos jugado la Copa siete jugadores, uno de ellos, en este caso yo, estaba fuera, Alvarito estaba ya tocado y reventado de todo lo que ha pasado este fin de semana con los pivots,  que la verdad es que ha sido impresionante que ante el derroche físico. Óscar estaba ya también cansado, que es otro que se ha pegado una pechá de correr impresionante, el Burrito es un jugador que con el paso de los minutos es normal porque su físico no es tan privilegiado como el de resto de compañeros, se le iba viendo que estaba más cansado, y Fermy y Pablo se iban turnando en el pívot como podían, estábamos jugando con cinco jugadores. Era muy complicado”.

¿Cómo fue subir los escalones para recoger el trofeo...?: “Cuando ganamos la Copa y estábamos celebrándolo, eres consciente de que la has ganado, te lo estás pasando bien, te estás divirtiendo después de tanto sufrimiento, celebrarlo es bonito, pero cuando tienes que subir la escalera y ya te vienen de realización de la televisión y te dicen: “Oye, tienes que hacer esto, tienes que quedarte el último, tienes que ir lento porque hay que calcular los  tiempos, y ahora tienes que saludar, ahora tienes que hablar...” y yo lo miraba y decía “Increíble, esto no es para mí”. Y cuando veo la Copa allí arriba y me la tienen que dar y yo mirando diciendo: “Bueno, bueno, bueno, bueno” y ya cuando la levanto... desde arriba hasta que bajo con mis compañeros, tengo que estar en torno a un minuto, minuto diez, minuto quince, más o menos, son los minutos más lentos que he pasado en mi vida, porque me ponen “We are the Champions” y yo tengo que bajar escaleras y quiero bajarlas rápido para estar con mis compañeros, y el tío “no, tienes que esperar, porque la pirotecnia... tiene que ir todo...” Y cuando ya estoy abajo y lo celebro con mis compañeros, eso es impresionante. Es algo que te imaginas de chico, pero hasta que no lo vives, no sabes lo que es. No lo puedo explicar”. 

¿Habías soñado con ese momento cuando os clasificasteis para la final a cuatro? “¡Claro! Yo llevo toda la semana diciéndole a mis compañeros que la vamos a ganar, diciéndoles que les vamos a dar la alegría... Yo les decía de cachondeo: “Javi, vete preparando porque le vas a dar la mano al Rey”, yo era consciente de que el Rey no iba a venir, pero le decía: “ve ensañando protocolo un poco que la vamos a ganar el domingo”. 

¿Y después de esto? “Ahora lo más duro; porque ahora es cuando viene el play off, ahora es cuando tenemos que sacar las castañas del fuego, llevamos todo el año compitiendo para clasificarnos para ascender y ahora vamos a Alzira, partido donde están todas las entradas vendidas. Y luego la semana que viene jugamos en el Argüelles y esto es muy fácil, o cambiamos el chip o nos eliminan, porque ahora mismo estamos como en una nube y nos van a dar una hostia muy fuerte. Tenemos que decir: “Lo de la Copa es muy bonito, lo podemos celebrar mañana o lo podemos celebrar en un mes, pues este mes nos toca competición y luego el 10 de junio cuando cerremos las puertas del Argüelles habiendo llegado a Primera, pues lo que queráis”. 

Por eso eres el capitán y por eso eres el referente. Antes de irte a Jaén te decía: ¿en el caso de ganar la Copa vais a hacer algo? Y tú decías, calla, calla que no quiero yo... “Te lo dije: “Si subimos, lo que me pidas, me da igual, pero en la Copa no me pillas porque tenía yo algo que me decía vais a campeonar y luego vais a tener que jugar el play off con el pelo morado...”.

Al nivel del Barcelona, ElPozo, el Inter...

¿Qué le dice a quien vea que el UMA Antequera ha ganado la Copa del Rey? Sólo antes el Barça, el Inter, ElPozo y e ahora el Uma Antequera. “Manolo Barón, alcalde de Antequera, gran amigo, lo puso en Twitter cuando terminó el partido y yo me quedé mirándolo y dije: “Esto es mentira”. Y no, es verdad. La Copa del Rey la han ganado esos tres y nosotros”.

Y ¿qué le dice a ese otro Miguel que hay por ahí que dice “nosotros vamos a ganarle a los grandes de nuestro deporte”? “Pues claro que se puede. Esto al final es plantar cara, luchar, pelear, sacrificarte y sobretodo estar vivo en el partido. Tete nos lo decía antes de empezar la Copa: “si estamos vivos en el partido durante todo el torneo, vamos a ganar la Copa”. Y así ha sido. Si sueñas, si luchas, si peleas, llegas”.

Puestos a soñar, ¿una Supercopa en casa? “Eso sería ya... Te digo una cosa, si jugamos esa Supercopa en Antequera y somos equipo de Primera, yo me hago en la cabeza lo que tú me digas”. 

Pase lo que pase en este final de temporada, habéis levantado la Copa por el 99,9 por ciento de aficionados de fútbol sala que nunca han levantado una Copa, porque siempre la han levantado los de siempre y levantar vosotros la Copa ha hecho que todos los que se sienten aficionados al Fútbol Sala, que juega por lo que lo hacéis vosotros, por esos valores, por jugar, por divertirse... por eso Miguel levantó la copa por todos los españoles. A seguir dando ejemplo. Gracias y esperamos repetir... 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 21 de mayo de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).