Este 2021 sí se ha podido "bajar" al Señor de Antequera, aunque fuera a puerta cerrada por la pandemia, para que luego por la tarde, sí pudiera comenzar a ser venerado por el pueblo y recibir la primera misa en el Altar Mayor.