El sábado 21 de mayo de 2022 volvió a procesionar el Señor de la Salud y de las Aguas, que no lo hacía desde el 25 de mayo de 2019. El fuerte viento marcó su regreso, obligando a desmontar el techo de palio antes de la salida.