El Balonmano Conservas Alsur Antequera ya mira a la temporada 2019-2020. Los esfuerzos del club se han dirigido a mantener el bloque de los últimos años renovando a catorce jugadores, a los que se suman dos fichajes de mucha calidad: Chispi y Nacho del Castillo. Entrevistamos al veterano Chispi, que ya estuvo durante dos temporadas en el Balonmano Antequera, cuando militaba en Asobal. El regreso de un jugador que ha establecido de forma total su vida en Antequera, una ciudad que ya es su casa.

 

Los cimientos que poco a poco se van instalando en el Club Balonmano Los Dólmenes de Antequera son cada vez más fuertes. Si en el pasado, el Balonmano se hizo grande en Antequera, ahora crece sin parar a miras de consolidarse en un futuro en la elite.

Ejemplo de ello son los extraordinarios resultados en la cantera y el buen hacer del primer equipo, ingredientes que atraen en el exterior. Si en enero llegó el mítico portero de Asobal Diego Moyano, este verano se vincula al club antequerano un viejo conocido en Asobal, Juan Antonio Vázquez ‘Chispi’.

Chispi visita la Redacción de El Sol de Antequera para hablar sobre su regreso a una ciudad que ya considera suya: “Tenía claro que si se daban las condiciones quería acabar aquí. También busco establecer mi vida laboral y personal en Antequera”.

Sobre objetivos, Chispi va más allá de lo inmediato y mira al futuro: “El objetivo del club, independientemente de la posición, tiene que ser incrementar la masa social”.

“El club ha crecido tremendamente”

En esta línea, el sevillano resalta el gran progreso del club: “El club ha crecido en las últimas tres temporadas tremendamente. Infantiles, cadetes y juveniles han llegado a fases finales de Campeonatos de España. De esas generaciones pueden salir muchos niños para el primer equipo”.

Sobre su papel en el equipo, destaca: “Lorenzo sabe que lo que más me caracteriza es la polivalencia. Los más veteranos también tenemos que tirar del grupo y poner cordura cuando la cosa se ponga más tensa”. Hablando claro, Chispi asegura que “manteniendo el nivel de juego de hasta ahora” y la mejora que “podamos aportar Nacho del Castillo y yo, podemos luchar por jugar la fase de ascenso, aunque luego los resultados dirán”.

Precisamente sobre esto último, Chispi nos explica: “Nunca he ascendido a Asobal ni he jugado una Fase de ascenso, por lo que es un aliciente en mi carrera. Ésta es mi casa y dejar al equipo donde creo que debe de estar sería ideal”.

Sobre las claves, advierte: “El nivel de la liga sigue subiendo. La clave es que todos colaboremos y trabajemos como nos toque. Que el inicio sea positivo también puede ser determinante”.

Para terminar, mirando al futuro, Chispi nos confiesa: “Voy a coger un equipo de la Base. Quiero transmitir lo que he aprendido durante tantos años como profesional. Si en el futuro puedo entrenar a un equipo sénior, bienvenido sea”.

Más información, edición impresa sábado 3 de agosto de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).