Aparte de los méritos alegados por Ignacio Pareja Obregón y confirmados por los testigos pertinentes que ya se han visto,  y que fueron enviados al Rey para su estimación como méritos para la concesión del Condado, consta en  el acta Capitular del 9-3-1701, que fue nombrado por el Ayuntamiento como diputado para besar la mano de SM Felipe V, por su llegada a la Corte, lo que da idea de concepto tan relevante que la ciudad tenía de dicha persona.  

Asimismo consta en el acta del día 5-7-1701, que  Luis Ignacio Pareja Obregón y Alonso Rojas y Córdoba, diputado elegido junto a él,  dan cuenta de su estancia en la Corte y en el besamanos del Rey, presentan un certificado de su asistencia, el modo y procedimiento en que fueron a la corte (carrozas, criados vestidos de negro, comida posterior, etcétera) al parecer abonado todo a costa de ambos diputados.

En el acta del día 24-10-1702, consta que Luis Ignacio Pareja se presenta al ayuntamiento después de su llegada con las tropas tras el socorro a Cádiz y dice no haber dado noticias al consistorio al instante de su llegada por la muerte de su padre Francisco Félix Pareja. El Corregidor le da las gracias por la misión cumplida y le transmite los elogios y gracias de la Reina y del Presidente del Consejo de Castilla, para que así lo comunique a todos los capitanes y personal que han participado con él en los socorros prestados.

Todos los méritos alegados por Luis Ignacio, fueron confirmados y ampliados por los testimonios pertinentes de otras personas y a su vez admitidos como ciertos con posterioridad por la Casa del Rey Felipe V, tal como se especifica en la misma Cédula Real de concesión. (De esta Cedula queda constancia en el acta capitular del 28 de marzo de 1853, libro 1845, cuando Francisco de Paula Pareja Obregón, V Conde de la Camorra, presenta al ayuntamiento copia de las Cedulas Reales de concesión del título para su suceder al fallecimiento de su hermano, sin hijos, Luis María Pareja).


Comprobaciónde méritos

Según consta en la Cédula Real de concesión del título firmada por el Rey, son méritos comprobados de Luis Ignacio, entre otros, “... el haber pertenecido como regidor, cargo que aún ostenta, en el ayuntamiento de Antequera, el tres de julio de 1706, para abrir un pliego que se recibió como extraordinario, el cual habiéndose reconocido tener dos cartas del Marqués de las Minas y Conde de la Corzana, se acordó no leerlas ni escribir cosa alguna, para que nunca constase su contenido, despreciándolas como de enemigo de mi Real Corona... resolviendo escribir a las cuatro cabeceras del reino más inmediatas representando como aquella ciudad tenía animo de defenderse de los enemigos y poner las tropas correspondientes... creando un cuerpo de quinientos hombres, nombrándoos a vos por su Sargento Mayor... y asimismo se formasen seis compañías a caballo, reducidas luego a cuatro que se me presentaron vestidas, armadas y equipadas, obrando todo con el gran celo y aplicación que tuvisteis siempre a mi Real servicio... Que antes me servisteis como Teniente Coronel del Regimiento de Milicias de la expresada ciudad y como Sargento Mayor de sus ocho compañías... y como en el pasado en dos ocasiones con ciento setenta infantes y alguna nobleza acudisteis a la de Málaga, donde gastasteis de vuestro patrimonio caudales de consideración para asistir a la gente de a caballo, por cuyo servicio os dio las gracias el Capitán General de la Costa, quien formó una compañía para correr la Marina y después de pasar muestras en Melilla, volvisteis a Antequera donde como tal Sargento Mayor continuasteis la disciplina militar de la infantería. Que asististeis a vuestra costa como diputado de aquella ciudad a darme la enhorabuena de mi feliz arribo a esta corte, y habiéndoos vuelto a restituir a ella asististeis a la aclamación de mi real persona guardando el Pendón Real como tal Sargento Mayor. 

Que en el año de 1693 y 1694 entendisteis en la disposición y recluta de la gente que sirvió dicha ciudad para el ejército de Cataluña y que el de 1702 se debió a vuestra actividad y diligencia la recluta y formación de Milicias de aquella ciudad... logrando un crecido número de soldados a quienes ejercitasteis en disciplina militar los domingos y días feriados. Que habiendo recibido esa ciudad carta del Gobernador con motivo del arribo de las armadas Inglesa y Holandesa a las costas de Andalucía y toma del Puerto de Santa María, pidiendo socorro, salisteis con las ocho compañías citadas el 8 de septiembre del referido año 1702 y en la de Jerez donde estaba formada la Plaza de Armas pasasteis muestra de cuarenta y dos oficiales y cuatrocientos cuarenta soldados y municionados de todo lo necesario, lo condujisteis al ejército manteniéndose con ellos hasta octubre, en que volvisteis a Antequera, donde fuisteis nombrado Comisario de la Leva de cincuenta caballos para la remonta del ejército de Cataluña y por la actividad con que os aplicasteis en eso os dio las gracias el Arzobispo Gobernador por orden de la Reina...” .

Por decreto de mi real mano de veintidós de junio de 1711, he resuelto haceros merced de título de Castilla para vos y vuestros herederos y descendientes. Y porque habéis elegido el de CONDE DE LA CAMORRA en su conformidad y por honraros más y sublimar vuestra persona y casa... es  mi deseo que os podáis llamar y que os llamen perpetuamente Conde de la Camorra... Y porque según las órdenes dadas por el Rey Felipe IV a las personas a quien se diere el título de Conde o Marqués ha de preceder primero el de Vizconde y quedar este suprimido por despacho del día de la fecha de este, os he dado el título de Vizconde de la Vega de Antequera, el que en conformidad con las dicha ordenes queda roto y cancelado en mi Secretaria. Dado en el Buen Retiro el 28 de noviembre de 1712.

Casó Luis Ignacio en febrero de 1683, con Teresa María de ávila y Ponce de León, vecina de Granada, pero fallecida ésta el cinco de mayo de 1705, contrajo segundas nupcias el 12 de julio de 1705 con Ana Josefa Chacón de Rojas y Merino de Hurtado, de quien también enviudó el 18 de julio de 1723. 

Luis Ignacio, se volvió a casar con su prima Inés González Coronel y Téllez y tuvo un total de nueve hijos entre sus tres matrimonios. Falleció en Antequera días antes de cumplir los  67 años, el 14 de julio de 1727.

Luis Ignacio, otorgó testamento cerrado el 9 de junio de 1727, que se abrió a su defunción en las casas de su morada, sita en la Plazuela del Carmen. Mandó que le enterrasen en la capilla mayor del convento de la Trinidad, de la que era patrono y que le asistiese la Cruz Alta de Santa María La Mayor.E

n el testamento ya se habla de la hacienda de la Camorra y sus olivares y consta documentalmente en los archivos de la Casa, que Francisco Félix José Pareja Obregón y Chacón, de nueve años, primogénito de Luis Ignacio  falleció en la citada finca de la Camorra el 28 octubre de 1718. (F.F.C.C 173.11). Según este documento resulta probado que la familia residía al parecer alternativamente tanto en el citado cortijo, como en su morada familiar, el palacete sito en la Plazuela del Carmen.

Palacio del Conde

La casa o palacete del Conde de la Camorra, estaba ubicado en la Plaza del Carmen y se le conocía también como Casa de las Torres. Según el historiador Jesús Romero, el edificio se levantó a mediados del siglo XVI y en las esquinas de su fachada se desarrollaban dos torres gemelas de sólida cubicidad, cuyo modelo tiene abundantes precedentes en la arquitectura civil española, aunque con alguna especialidad. 

Las torres miradores eran prismas rectangulares, cubiertos con tejadillos a cuatro aguas, conformando un mirador a sus cuatro caras. Estas torres están reconstruidas en el edificio vivienda que hoy ocupa el lugar del palacete. La fachada se componía de dos plantas y un reducido ático, al parecer añadido en el siglo XVIII y todo el inmueble se encontraba pintado con imitaciones de ladrillo. 

Interiormente el palacio desarrollaba un patio en forma de U, abierto a la Moraleda en su fachada posterior, conformando jardines hacia esa zona. A principios del siglo XX prácticamente se encontraba derruido, solo permanecía en pie el ala izquierda y durante su vida útil había sido remodelado en diversas ocasiones. Existe, según Jesús Romero, constancia de que ya se encontraba cerrado en 1827 y había sido abandonado por los Pareja Obregón. Posteriormente se convirtió según el mismo autor en guarida de bandoleros, fábrica de tejidos y casa de vecindad. 

A lo largo del siglo XX, fue sufriendo deterioros continuos, derrumbándose parte del mismo la noche del 25 de febrero de 1978, tras una fuerte e intensa lluvia. Aún con la torre de la izquierda en pie, el Ayuntamiento, tras desentenderse de su conservación la Dirección General del Patrimonio Artístico, permitió su demolición que se llevó a cabo en enero de 1979.

Fallecido Luis Ignacio, le sucedió su hijo primogénito Luis Valentín Pareja Obregón y Chacón, en  todos sus títulos y mayorazgos.