La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución católica y sin ánimo de lucro y su obra social es un pilar fundamental para el funcionamiento y desarrollo de la misma. Por ello, la Orden de San Juan de Dios, concretamente la residencia de Antequera, necesita de la solidaridad de la sociedad antequerana para seguir llevando a cabo proyectos que mejoren la vida de los mayores y de los más necesitados.
 
El fundador de la Orden Hospitalaria, Juan de Dios, comenzó ayudando a todo aquél que lo necesitara muy cerca de aquí, en Granada, hace casi 500 años. Las familias con recursos económicos veían la labor que éste realizaba con los enfermos y pobres de Granada y colaboraban con él haciéndole aportaciones. Así y con la colaboración de otras personas que aportaban su tiempo y esfuerzo a la obra de san Juan de Dios, la Orden inició un modelo de asistencia, una manera de hacer, que se mantiene hasta nuestros días.
 
La colaboración que San Juan de Dios necesita puede traducirse en tiempo, esfuerzo y dedicación, como es el caso de las personas que se acercan para prestar su apoyo en forma de voluntariado; o en la ayuda económica que las personas y organizaciones puedan prestar. Otra vía es la donación de productos para la higiene, como champú, gel, colonia de baño o crema hidratante; y productos de alimentación.
 
Desde la residencia San Juan de Dios queremos expresar nuestro agradecimiento a todas las personas, empresas y entidades que colaboran ya con la obra social, su confianza y apoyo. ¡Ayúdanos a ayudar!