El 19 de noviembre es la fecha elegida para que, desde 1999 se celebre cada año el Día Internacional del Hombre.

Perdónenme las personas del género aludido en el titular. Es cierto que durante la semana que estamos cerrando se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, concretamente y como casi todo el mundo ya conoce, es el día 8 de marzo. Lo que es menos conocido, o quizá se ha divulgado menos por los medios de comunicación, (sus motivos tendrán), es que… también existe un Día del Hombre.

En las islas caribeñas de Tobago y Trinidad en 1999 el Dr. Jerome Teelucksingh de la Universidad de las Indias Occidentales en Puerto España, organizó los primeros eventos que habrían de dar lugar a la celebración del DIH, estos fueron: un seminario público acerca de la violencia y los crímenes domésticos y una presentación sobre la importancia de la vida en pareja.

"Me di cuenta de que no había ningún día para los hombres…(nos dice Teelucksingh). Algunos dicen que existe el Día del Padre, ¿pero qué pasa con los niños, adolescentes y hombres que no son padres?".

Teelucksingh escogió el día 19 de noviembre por ser el cumpleaños de su padre, a quien considera un excelente modelo de hombre a seguir. Otros oportunistas aluden que el día 19 de noviembre se eligió por ser ese el día en que Pelé metió su gol número mil.

Lo cierto es que el (DIH) es un evento internacional que se viene celebrando cada año en países tan distantes como Australia, Estados Unidos, Canadá, Rusia, Jamaica, Hungría, India, Irlanda, Malta, Reino Unido, Chile, Singapur… Mas, sin embargo, y a pesar de contar con unos objetivos muy claros: salud de los varones jóvenes y adultos, con temas concretos como el cáncer de próstata, cáncer de testículo, depresión masculina y otros contenidos, la repercusión en los medios de información ha sido muy escasa, aún habiendo estado apoyada desde sus inicios inclusive por Naciones Unidas.

Cuando leo o escucho hablar de la igualdad entre hombre y mujer procuro "pasar página" de inmediato.

La mujer y el hombre son tan diferentes que incluso la forma de su cerebro es distinta… ¡Y no digo que el uno sea mejor o peor que el otro!

Cuando se alude a igualdad de género… ¿se imaginan lo aburrida que sería la coexistencia de los seres humanos?

¡Muy distinto es la IGUALDAD EN LOS DERECHOS que deberían asistir a todo ser humano!

 

Como diría el gran humorista Moncho Borrajo, a las personas habremos de medirles sus capacidades de convivencia por las acciones y decisiones tomadas serenamente de cintura para arriba.

Una lucha emprendida en pos de conseguir la igualdad entre hombre y mujer batallando con las armas del feminismo o el machismo para conseguirla, es una lucha abocada al fracaso al mínimo desequilibrio entre uno u otro lado en cualquier momento.

Hablemos pues de la celebración de muchos, muchos... días. Tantos como sean necesarios hasta conseguir la Igualdad en DERECHOS de todos los Seres Humanos.

De las diferencias de género en el ser humano, junto con la sexualidad, depende la perpetuidad de la especie.