La iluminación que irradia el Jazz cuando forma parte de tu vida marca claramente el primer trabajo discográfico del antequerano Isaac Pascual titulado ‘Tras el alba’. Tres canciones de larga duración son las que dan sentido a este EP en el que se estrena como compositor y con el Jazz por bandera, algo que ha dado germen a un Pascual diferente, que mira la música con mayor libertad, dejando que las melodías y sonidos cabalguen en las teclas del piano con el que ha crecido como músico y como persona.Nos adentramos a conocer de primera mano este trabajo que se publicaba en plena pandemia del coronavirus. 

Aquellos que conocemos a Isaac Pascual Godoy (Antequera 14 de mayo de 1979) siempre lo hemos visto con la música rodeándole, ya fuera con el instrumento que le es inseparable, el piano; con aquellos ‘walkman’ que formaron parte de una generación –la de ambos– o unido al sonido del violín que en su casa también tenía cabida gracias a sus hermanas Patricia y Cristina. La música y él son inseparables. 

Ahora, en un momento especial, en el que ha dado cabida a otras formas de entender su universo, bebiendo de otras corrientes y modos, llega un Isaac Pascual diferente, cargado de energía, de luz y sonoridad asociada al Jazz.

En febrero nacía su primer trabajo discográfico ‘Tras el alba’ donde el Jazz se ha unido a él para formar un equipo que nos alegramos que haya surgido de aquella inquietud que lo llevó en el año 2018 a Barcelona, un viaje que marcaría para siempre su relación con la música, una travesía interior para un nuevo amanecer.

Se tomó un descanso en sus clases del Conservatorio y en este viaje en Barcelona: “Tuve clases de piano con Albert Bover, con el contrabajista Horacio Fumero, clases con músicos reconocidos internacionalmente. Tuve un año dedicado a vivir la escena del Jazz en Barcelona, tocar, estudiar, practicar con otros músicos. La verdad es que fue un año muy productivo”, nos apunta.De allí surgieron las primeras composiciones como creador como tal, algo con lo que se estrena, ya que antes había realizado otras canciones, pero no en su totalidad, como él mismo nos afirma: “Nunca había llegado a registrar en un estudio algo propio. Materializar ideas tuyas propias, me parece súper bonito, un gran esfuerzo, pero es bonito tener algo que nació de ti”.

 

 

Un trabajo en formato de cuarteto

Isaac Pascual en el piano junto a Sergio Díaz contrabajo, Juan Perico Berrocal en el saxo y Rafa Sibajas en la batería han presentado un disco con tres temas bien diferenciados, compuestos por el antequerano, que marcan un jazz que bien puede formar parte de una película, ya sea real o de nuestra propia vida.

La improvisación marca mucho el camino de la creación de estos temas en los que en 25 minutos te transportan al jazz más moderno, sin dejar de lado otros estilos como el rock o pop que se presentan mezclando un mundo sonoro de forma brillante.

Son solo tres canciones que beben de un universo particular que nos llevan a un viaje, un amanecer que irrumpe claramente en “Anástasis”, continuando con la serenidad del camino elegido en el  “Monte de Guinardó” que culmina de forma brillante con “New day, new life”, una oda perfecta a nuevos sonidos y nuevos caminos, una luz tras el alba. Todo con la realización de David Vilavedra y grabado en Puerto Records en Málaga.

 Sin duda un nuevo comienzo para este antequerano, que sigue creando día a día, apostando por el Jazz en su vida, un género que invita a romper con aquel piano clásico con el que creció. Sin duda lo de antes y lo de ahora, se unen en este nuevo albor en la vida musical de Isaac Pascual Godoy.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 18 de julio de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).