Mercadona ha presentado su balance anual de facturación y beneficios del año 2021, y aunque asegura que se ha tratado de un año difícil, ha cerrado balance con un incremento en sus ventas consolidadas a superficie constante de un 3,3%, hasta llegar a los 27.819 millones de euros.

La compañía se ha enfrentado en estos doce meses a un contexto económico complejo, en el que ha tenido que gestionar las distintas medidas en relación con la pandemia, así como un elevado incremento de los costes derivado del

crecimiento de las materias primas, el transporte o los precios industriales;  sin embargo decidió no trasladar a sus clientes la totalidad de esas subidas de coste, lo que se ha traducido en una reducción del 6% en su beneficio neto, que en 2021 ha sido de 680 millones de euros. 

A pesar de esta reducción, han reforzado su compromiso con la sociedad al decidir reinvertir en ella una parte importante de los dividendos a través del Proyecto Legado, diferentes iniciativas de emprendimiento, formación, deporte, entretenimiento, arte y cultura.

 

Inversión y creación de puestos de trabajo

Un total de 1.200 millones de euros ha sido el importe dedicado a la inversión, destinados a la transformación para consolidar un modelo de empresa más digital, productiva y sostenible, cifra que sumada a la inversión de los tres ejercicios anteriores supera los 5.000 millones. Dicha inversión ha repercutido así mismo en la creación de 1.000 nuevos puestos de trabajo directos estables, que han elevado el total de la plantilla hasta las 96.000 personas, 2.500 de ellas en los 29 supermercados instalados en Portugal.

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 19 de marzo de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).