Estar al frente de una inmobiliaria es mucho más que tener un escaparate de pisos a la venta. Juan Muñoz lleva desde 1989 tratan con compradores y vendedores y nos explica el papel de intermediario de un agente inmobiliario, oficio que aprendió de su padre. 

“El papel del intermediario es encontrar un término medio, es dejarlos a todos contentos. Tienes que explicar el por qué un piso vale lo que vale, tanto al comprador como al vendedor. Si dos es difícil que se pongan de acuerdo, sobre todo en temas de dinero, tiene que estar el término medio que intente coordinar entre los dos, buscar ese término medio y dar explicación”, nos explica Muñoz. 

Además de ser intermediario a la hora de la compra-venta de viviendas de segunda mano, intenta ayudar en los cálculos económicos: “Ayudar a calcular la plusvalía o los gastos de hipoteca, dar una orientación y un cálculo más o menos aproximado, así sabes qué vas a gastar en la compra o en la venta, lo más real posible”. Respecto a si hay subida o no en los precios del mercado, Juan Muñoz no ve un aumento significativo, por lo menos en Antequera.

“Mi labor es hacerlo bien”

Eso le enseñó su padre, a hacer las cosas bien sin engañar a nadie: “La persona que entra por la puerta se tiene que fiar de ti. Yo no estoy para engañar a nadie. Si yo le engaño a usted y me critica y mañana viene otro y le engaño y me critica, luego ya no viene nadie. Mi labor es hacerlo bien, ayudar al que vende, ayudar al que compra y que estén todos contentos. Yo quiero vivir de esto y estar aquí, así que ¿qué sentido tiene engañar a alguien? No tiene sentido. Yo estoy para ayudar”. 

Sobre el mercado actual, nos dice: “La nueva construcción es una buena opción si necesitas tiempo para ahorrar ese 20% que no suelen dar los bancos. Además, ahora está la nueva ley que no deja a la constructora tocar el dinero que vas ingresado y está avalado por el banco”

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 23 de abril de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).