Francisco Arcas, Paco de Electro-Ángeluz como le conocen, lleva desde 1989 al frente de este negocio y, desde su experiencia, nos cuenta cómo ha cambiado el sector.

“Yo empecé haciendo reparaciones. Luego inauguramos una tienda de electrodomésticos y con el tiempo hemos ido avanzando, incluyendo colchonería, muebles de cocina, sillones relax… hasta llegar a vender incluso patinetes eléctricos. Hemos ido incorporando todos los productos que han ido saliendo en nuestro sector. Eso es fundamental para que el negocio siga vivo”, explica Paco. Vivo y en constante evolución, tanto en lo profesional como en lo personal: “Eso es, siempre aprendiendo cosas nuevas. Es muy necesario. Los jóvenes, por ejemplo, que tienen todo el día un móvil en la mano cuando van a comprar un producto llegan a la tienda sabiendo tanto o más que tú sobre ese producto”.  Respecto a la venta online: “Se trata de un competidor muy fuerte. Hay colectivos de personas en los que tiene más presencia que en otros, y ahí tenemos que estar nosotros, para ayudar a quien lo necesita en el trato personal y presencial”.

ElectoAngeluz fachada

Pasado, presente y futuro del sector

“Antes, con los electrodomésticos ya íbamos perfectamente, pero hoy el mercado nos obliga a tener que disponer de una gama de productos cuatro veces más amplia para vender lo mismo que antes. ¿Cómo veo el futuro? Va cogido de la mano del resto del negocio, depende de hacia dónde vayan las necesidades y tendencias. Tenemos una competencia difícil con la venta en Internet, hay que ser competitivos, pero los impuestos no son los mismos, y es difícil”, asegura Paco. 

A sus clientes les debe mucho: “La gente nos conoce; con los años que llevamos la mayoría de las personas que vienen son clientes de toda la vida. Hay clientela muy fiel que comenzó amueblando su casa y que ahora viene con sus hijos, es señal de su confianza”.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 14 de mayo de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).