Era 11 de julio de 2018 cuando Patricia Claros ponía el cartel de “Abierto” en el local situado en Plaza las Descalzas, bajo 2. En ese momento lo hacía de la mano de Tamara y sus compañeros David y Virginia. Abría Café Bar Baraka. Seis años después, vuelve a poner el cartel de “Abierto” esta vez de la mano de su hermana Carla Claros, abriendo la Heladería Baraka y formando así Grupo Baraka.

Hablamos con Patricia y Carla, quienes nos cuentan cómo surge ampliar el negocio y crear Grupo Baraka: “Surge con la idea de hacer otro punto de encuentro, ya que la plaza es tan bonita y como ahora mismo tenemos mucha afluencia de gente, era el momento de hacerlo. Al marcharse ya Piobiem ha sido cuando más claro lo hemos visto”. “En el bar nos va muy bien, y antes de decidir ampliar lo que es negocio para nosotros hemos decidido hacer una extensión y que crezca un poco la familia. Se ha formado el Grupo Baraka, la heladería es uno de los primeros pasos y ya se irá viendo, poco a poco”, confía Patricia. 

Tras el éxito estos seis años de Baraka como restaurante y la buena acogida que tiene por parte de su clientela, no esperan menos para la heladería, que consideran un complemento al servicio que ofrecen: “Esperamos muy buena acogida, ya han venido a preguntar unas pocas de veces y ni siquiera habíamos colgado el cartel”

La familia y los negocios

Patricia considera a Tamara, David y Virginia, los cuatro integrantes de Baraka Bar, su familia. Pero además de la familia que eligió para montar su sueño, a los fogones se unió su hermana Carla. “Mi hermana estaba con nosotros en la cocina de ayudante, vimos que iba progresando y demás y lo hablamos mi hermana y yo y dijimos: “se va Antonio (de Piobiem), es el momento”. Estamos muy cerquita, estamos pared con pared y es la forma de hacer un grupo y que estemos todos, la misma familia”

Carla nos cuenta lo ilusionada que está con este proyecto: “La verdad es que estoy muy contenta e ilusionada de tener mi negocio con 24 años y de seguir los pasos de mi hermana. De ser ayudante de cocina a tener mi negocio para mí ya es mucho”. “Impone un poco haber  estado dentro en cocina, sin tener que atender a nadie, a llevarlo todo yo. Evidentemente cuento con el apoyo total de mi familia y el que esté mi hermana al lado, con la cual he aprendido y me ayuda muchísimo. Espero que realmente vaya muy bien y tener mucha acogida y seguir creciendo poquito a poco”, nos cuenta Carla.

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 30 de julio de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).