Desde hace más de 40 años, Bar Carrera es todo un referente de la gastronomía antequerana. Se trata de uno de los establecimientos más destacados para disfrutar de la gastronomía local.

 

El tapeo y el consumo en barra ha sido desde sus orígenes uno de los principales reclamos de este bar-restaurante, algo que ha evolucionado desde el inicios de la pandemia, en los que su propietario Francisco Román Corrales ha optado por ampliar espacios para que el cliente se sienta seguro.

“Primero fue un espacio interior con siete mesas, ya que nos quedábamos muy cortos con el sitio que teníamos al tener que garantizar la separación”. Para ello, se unió el local anexo, a lo que ahora se incorpora una plataforma que amplía la terraza.

“Nada más confinarnos en marzo del pasado año solicitamos este espacio en la fachada de nuestro negocio, y aunque ha tardado casi un año, lo importante es que ya llegó el permiso y todo el que quiera acudir puedo hacerlo con más amplitud”. Para Francisco “lo que más hemos ampliado es la comodidad y seguridad con mayor separación entre las mesas”, señala.

Por contra, han decidido sacrificar la barra “porque no vemos que dé seguridad; ya que no tiene mucho sentido que las mesas estén a dos metros y luego en la barra la gente se pone a cincuenta centímetros sin mascarilla”.

Además, últimamente han decidido ampliar la carta con nuevas propuestas “como el rabo de toro, codillo o algunas salsas nuevas”. No falta “la comida de siempre”, teniendo como platos más demandados “la carrillada, carnes a la brasa, surtidos de montaditos o conejo al ajillo”.

La comida casera, fórmula de éxito

Los guisos de carnes en salsa “siempre es lo que más nos piden”, saliendo todo de forma casera desde su propia cocina.

Esta es la fórmula que le ha llevado al éxito, con una clientela muy fiel “que ha pasado ya de padres a hijos, y casi a nietos”, indica orgulloso su propietario.

Ser fiel a sus orígenes, sin haber dejado de evolucionar, es una de las claves de su éxito. “Antes era más de tapeo, y ahora es más de menú y de comida, pero en el fondo sigue siendo lo mismo”.

Precisamente, “de lunes a viernes lo fuerte es el menú, para lo que ofertamos seis o siete primeros y ocho o diez segundos, de forma que siempre haya algo que te apetezca comer cuando nos visites”.

De cara al próximo verano, Francisco Corrales invita a todos los antequeranos a visitarles en su terraza, “donde se está muy a gusto por las noches, disfrutando de nuestra comida y más cómodos que nunca”. El poder abrir hasta las 12 de la noche “es un respiro, aunque todavía se nos queda corto, pero no es como antes”.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 19 de junio de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).