Restaurante Pizarro es un establecimiento ya veterano y muy conocido entre los antequeranos. “Ofrecemos desde desayunos a primera hora de la mañana a almuerzos con comida casera, ya que con motivo de la pandemia aún no estamos abriendo por las noches”, señala su gerente Juan Antonio Morente Díaz.

 

Menú, raciones y carta son las propuestas para disfrutar de su gastronomía tradicional al mediodía. En lo que respecta a los menús, “ofrecemos cada día quince primeros y unos veinte segundos, por lo que siempre hay una gran variedad”.

Esta oferta le ha hecho contar con una clientela muy fija y fiel, “sobre todo entre semana muchos trabajadores y los fines de semana muchas familias vienen a comer aquí”.

Las tapas son otro clásico de Restaurante Pizarro, “con más de veinte tapas diferentes, y que son muy demandadas” por los clientes que les visitan desde que abrieran sus puertas en el año 1991; por lo que este año cumplen treinta años de vida.

Entre su oferta de tapas, “las que más nos piden son las gambas rebozadas, las patitas de calamar o las albóndigas, que son las que más le gustan a los niños”.

Un negocio familiar con sabor casero

Se trata de un negocio familiar que iniciaron sus padres, “y de hecho aunque mi padre se jubiló y pasé ya como titular, mi madre sigue siendo la encargada de la cocina”.

Ese sabor de la comida de toda la vida es el que sale de esa cocina, “con platos que nunca faltan como la porra, que la piden todo el año, tanto en invierno como en verano”.

A diario preparan otros platos caseros, “como las papas guisadas, potaje de habichuelas, lentejas o cocido, entre otros muchos”. Esos guisos, que asociamos a los meses de invierno, “también se piden mucho durante el verano”, por lo que su carta no está marcada por la estacionalidad. “A la gente le tira mucho la cuchara”, añade Juan Antonio, quien agradece la fidelidad de todos los que eligen su establecimiento para almorzar con frecuencia.

De momento, solo hasta el mediodía

Habitualmente, su terraza de verano, en un patio junto al restaurante, es un lugar muy visitado por los antequeranos. Este año, sin embargo, han optado por mantenerlo cerrado: “Solo podemos atender en ese espacio a ocho mesas, por lo que de momento no es posible”.

De hecho, “para agosto tenía la idea de abrir por las noches, pero como la cosa se ha vuelto a poner tan mal con la incidencia del virus preferimos mantenernos a la expectativa hasta saber qué es lo que ocurre”, concluye Juan Antonio Morente Díaz, el gerente de Restaurante Pizarro.

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 31 de julio de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).