sábado 20 julio 2024
InicioAntequeraEl sacrificado oficio del taxista en Antequera

El sacrificado oficio del taxista en Antequera

El taxi es su modo de vida y casi hasta su segundo hogar dadas las horas que pasan al volante.

 

Uno afirma que ya no se ve trabajando de otra cosa y que le vino de familia, el otro con más de 20 años haciendo carreras, comenzó en esto por pura pasión. Salvador Siles López, de 47 años y Jerónimo Cabello Hidalgo, de 52 son los taxistas más veteranos de Antequera.

Son la entrega personificada a una profesión que no pasa por sus mejores momentos.  Salvador se incorporó hace más de 18 años al taxi.Su vocación por la conducción y viendo que tenía el trabajo en casa, ya que su padre también fue taxista, decidió comprar la licencia de él para seguir con el legado de taxistas en su familia. Jerónimo, por su parte, tuvo sus primeras experiencias laborales, pero la precariedad de su puesto y el desempleo le animó a hacerse taxista.

Ni a Salvador ni a Jerónimo le duele trabajar casi 13 horas diarias.“Nosotros tenemos independencia, nos marcamos nuestros horarios para alcanzar nuestros objetivos. Aunque normalmente por la mañana madrugamos bastante. Hay quien también trabaja por la tarde aunque es cierto que va un poco en función de la demanda. No obstante,  trabajamos a través de radio taxi aunque también tenemos clientes particulares, pero normalmente vamos a las paradas más cercanas a recoger a clientes”, explica Salvador al respecto. 

En Antequera hay más de 30 taxis circulando. Hoy en día los precios de las licencias han cambiado, “es cierto que varían en función de los años, cuando yo me quedé con la de mi padre rondaba los 3 millones y medios de pesetas”, cuenta Salvador.

El taxi y el desarrollo de la psicología personalEl trato directo con el público es una constante en el taxi. Si algo ha aprendido Jerónimo en todos los años que lleva al volante es que “el día a día con el cliente es muy diverso. Hay pasajeros con los que conectas y acabas hablando de todo y otros que simplemente los llevas al destino y ya está. Con el paso de los años coges mucha psicología y aprendes a tratar con él. Demandan nuestro servicio personas de todas las edades, culturas, clases sociales etc. No obstante, también hay quien nos llama todos los días, sobre todo mayores”. Tanto Salvador como Jerónimo se encuentran en la recta final de su carrera profesional y ambos tienen claro que llegarán al final junto a sus compañeros de vida, los taxis. Más información, edición impresa sábado 29 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
NOTICIAS RELACIONADAS
FincaEslava

Más recientes