miércoles 29 mayo 2024
InicioCofradíasEl sol marcó el inicio de una brillante procesión del Socorro que...

El sol marcó el inicio de una brillante procesión del Socorro que estrenó nuevos bordados

Como pasara en Santo Domingo, había ganas de sentir la procesión del Socorro en la calle y cómo se vivió. Una abarrotada plaza esperaba la salida puntual de la cofradía que sigue completando su cuerpo procesional, tanto con personas como bandas y bordados en forma de túnicas de campanillero de lujo y hermano menor.

Se respiraba en el Portichuelo un día grande. Se fusionaban historia, devoción, sentimientos, el barrio, la ciudad y personas de fuera que querían disfrutar de la salida de los de ‘Arriba’. Y tantas, tantas ganas había… y tanto amor y fe se sentía, que hasta el ángel de plata del techo de palio quiso divisar el mar de devociones en torno a la Socorrilla. Bajó del cielo tras el esperado y vibrante «arriba».

La Virgen iba de negro, con toca monacal, verduguillo, estrenando la saya que ha confeccionado Sebastián Marchante. Dejaba sin palabras a los devotos y fieles que la admiraban. Y como regalo del buen día, el sol que no acarició su único rostro, sino que dio luz a su palio en el Portichuelo, por Rastro, Arco de los Gigantes y hasta llegar a Pasillas.

La Virgen del Socorro no necesita marchas, bandas, mecidas al milímetro, ni calles estrechas… Ella lo es todo. Simplemente con pasar a tu lado, te sobrecoge e impone, como se vio a pie de calle, en balcones, en las distancias o en el momento de bendecir desde las Almenillas a los enfermos del Hospital y a la ciudad al completo.

Un año donde de nuevo el patrimonio textil de los terciopelos bordados en oro sigue su auge. Tras la restauración del manto azul de Luis Reynes Casadevall y las dos sayas nuevas de la Virgen del Socorro (una de color berenjena y otra en blanco roto inspirada en los antiguos grabados y cuadros), el malagueño Sebastián Marchante ha bordado en oro sobre terciopelo negro, una nueva saya que sigue los dibujos del manto de Antonia Palomo.

Y en cuanto al cortejo procesional, una nueva túnica de campanillero de lujo que sustituye a una antigua de finales del siglo XIX, deteriorada por el paso de los años y el uso. Marchante ha confeccionado una nueva, recuperando el dibujo perdido y mejorando los materiales.

Y llamó la atención la nueva túnica de hermano menor, con ricos bordados que están a la altura de los diseños del taller de Antonia Palomo, que al ir junto a las túnicas de hermano mayor de insignia, guardará mejor relación con todas ellas con la profusión de bordados.

Vamos a la procesión en sí. Tras la salida, la Cofradía se fue abriendo hueco entre la multitud. Primero salió el Nazareno, para seguir la Cruz de Jerusalén y terminar la Virgen del Socorro. En el «arriba» de la Virgen, el ángel de plata que centra el techo de palio, cayó al suelo.

Un año centenario para los maceros que abren el cortejo, con la Escuadra de Gastadores, Banderines, Guiones, Banda de Guerra (Nuba) y Piquete de honores del Grupo de Regulares número 52 de Melilla, que son una delicia para el espectáculo visual de su marcialidad, colores y movimiento de las blancas capas.

Tras el guión, el cada vez más extendido grupo de niños de armadilla de cola, con ropas de terciopelo, cuatro de ellos portando gallardetes de plata y la Santa Cruz de Jerusalén, que estrenaba acompañamiento de banda, la de Nuestra Señora de la Encarnación de El Burgo.

Seguía el primer grupo destacado de penitentes ante el Nazareno, con destacadas mecidas al son de la banda de cornetas y tambores Dolores Coronada de Álora. Por cierto, en trono que cumplía 100 años este Viernes Santo.

Más penitentes y el palio de la Virgen del Socorro. Devotos abrían su caminar por la parte alta de la ciudad y a la carrerilla se abría por las estrechas calles, meciendo al son de la Banda de Música Villa de Otura, que es la banda, que pone armonía a la conjunción de la imagen mariana que más personas lleva alumbrando en el año local.

Bajada por las cuestas y una plaza de San Sebastián y tramo de calle Infante don Fernando donde no se cabía. Atardecer bajando por Lucena y desde Madre de Dios se une a los de la Paz. Pequeño parón en Cantareros por el adelanto que llevaban ambas.

Faltaron 15 segundos para que coincidieran el Socorro y la Paz en Tercia. Nos explicamos. Cuando el Socorro estaba parado en Cantareros antes de la esquina entre Tercia y Laguna, la Paz pasó por Tercia con Infante don Fernando.

Seguimos. Paso por calle Infante don Fernando y llegada a San Sebastián cuando los de la Paz había subido sus vegas. Y repetimos aquí lo escrito en lo de Santo Domingo.

La Reina de La Paz que aguarda en su plazuela la llegada de los tres tronos de ‘Arriba’. Primero, la Cruz de Jerusalén y el entorno sabía que algo grande iban a vivir. Luego el Nazareno que detiene el tiempo.

Y para terminar… la Virgen del Socorro. Indescriptible el momento. Bueno, descriptible porque se dieron cita en «Antequera, un Viernes Santo, las vegas. El camino del final, el regreso a casa en Viernes Santo. La citarilla con Paz y Socorro. Música, sentimiento y silencio, sí, silencio».

Una plazuela, un entorno con tanta gente, enmudeció al llegar la Virgen del Socorro, con horquillas alzadas por los hermanacos, rugido en forma de aplausos y Campillos que marca el inicio de «Encarnación Coronada», la calle calla y… el pueblo, que siempre es sabio, va y reza, en silencio, todos unidos: «Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, y bendita Tú eres, entre todas las mujeres, entre todas las mujeres, y bendito es el fruto, de tu vientre Jesús».

Y se rompe la noche, los vellos a flor de sentimiento, los abrazos junto a quien tenías al lado, los recuerdos de los que nos enseñaron a vibrar con una procesión, a rezar a una imagen en la Pasión, Muerte y Gloria según Antequera por la Paz, por el Socorro y por ¡Antequera!

Es la «citarilla». El momento donde reina la paz y el socorro en nuestras vidas. Y ante la sorpresa y emoción de esa niña que lo ve por primera vez o de la mujer que venía de Sevilla… va el pregonero y les dice: «Si esto es aquí, imagina lo que se siente cuando se organiza en San Sebastián».

https://youtu.be/DKvB5MSF7LQ

 

 

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes