martes 28 mayo 2024
InicioAntequeraEl Arcipreste: “Vivir la Semana Santa en la calle y en...

El Arcipreste: “Vivir la Semana Santa en la calle y en las iglesias, no son incompatibles”

Antonio Fernández López es el arcipreste de Antequera, párroco de la iglesia mayor y colegial de San Sebastián y de El Carmen , así como consiliario de la Agrupación de Cofradías. Lleva ya 11 años destinado en Antequera. Nacido el 4 de marzo de 1959 en Málaga, acaba de cumplir 65 años. Se ordenó sacerdote el 15 de octubre de 1987.

Conversamos con él días antes de Semana Santa, recorriendo cómo ha transcurrido la Cuaresma, la relación cultos-procesiones de los cofrades y temas de actualidad como el futuro de Madre de Dios que parece relacionado con la Agrupación de Cofradías.

Recordamos una homilía en Cuaresma del arcipreste Antonio Fernández donde aconsejaba a los cofrades hacer su penitencia propia cuaresmal, absteniéndose de escribir en los grupos de whatsapp y más aún si se evitan los dimes y diretes sobre temas cofrades. Con esta premisa comenzamos la entrevista, preguntándole si esa petición sigue presente. “Eso continua vigente, sobre todo los grupos, siempre hay algún activo que está habla que te habla”.

Estamos en puertas de la esperada Semana Santa que se presenta “con mucho nerviosismo, con mucha inquietud, trabajo, con los cultos de cada cofradía, alguna que otra presentación de cartel… Podemos decir que han ido bien de participación, siempre podría ser mejor y más, pero podemos decir que ha ido bien”.

Una Cuaresma donde han coincidido muchos actos cofrades en fines de semana, mientras que luego otros días han estado vacíos. “Es difícil porque se trata de encajar muchas cosas en 40 días. Es complicado, pero no creo que sea imposible. Son las cofradías las que se tienen que sentarse e ir cuadrando los cultos correspondientes”.

En el momento de la entrevista cae una fuerte granizada y le exponemos que ante la sequía, hay cofrades que aunque esperan que no, saben que hace mucha falta el agua. “Bendita el agua. No quisiera que le toque a nadie, pero de todos modos, si tiene que venir, que venga”.

Y, ¿cómo participan los cofrades en los cultos de misa? “No hay mala participación, podría ser mejor, por supuesto, todo es mejorable. Yo les pido a los hermanos mayores de trono que animen a sus hermanacos a que participen al menos en la solemnidad de sus titulares que sacan a la calle. Son los que tienen más relación con los hermanacos y los cofrades en general”.

¿Cómo está hoy la fe? “Hoy es ya un hecho muy importante que en 2024 con la secularización e indiferencia que hay muy extendida, hay pueblos en Cataluña donde la fe va desapareciendo. Nosotros tenemos la suerte y posibilidad de sacar una imagen del Señor y de la Virgen en medio de la calle Estepa, en el corazón de nuestra ciudad. Es un acto religioso, devocional, otros lo mirarán culturalmente, peor su origen es religioso”.

Año 2024. Las guerras, la crispación política… ¿qué sentido tiene hoy una procesión? “La fe, principalmente. Porque es el origen. Del culto privado en las iglesias al culto público es cuando hay un grupo de personas que le tienen una devoción a una imagen y que en un momento determinado deciden sacarla a la calle. Compartir esa devoción con el pueblo, es algo que es muy importante hoy”. Hoy surgen muchas imágenes a las que se les quiere dar culto. “Puede haber muchas imágenes en casa, pero no van siguiendo los pasos correspondientes de una imagen arraigada, con devoción masiva. Hoy pasa al revés, desde la casa ya quieren ponerla con la música en la calle. Todo tiene su proceso”.

¿Y cómo se palpa esa fe en la calle? “Nos vamos encontrando que hay devoción en la gente y veo y digo ese ejemplo de esa estampa que vale millones. El papá que le dice a su hijo: ‘¡tírale un besito al Señor, a la Virgen…!’. Eso vale millones. Una estampa es cariño y devoción”. Un año donde se ha reunido a todos los jóvenes que van a hacer ahora su Primera Comunión. “Se venía haciendo, pero no tanto en los niños de la catequesis, pero sí con los colegios. La novedad es que se ha promovido con los de la iniciación”.

La apertura de Madre de Dios y ante un 2025 con elecciones y aniversarios
Un año muy tranquilo como arcipreste, ¿será porque no ha habido elecciones? “Siempre hay temas, pero cuando hay elecciones sí es cierto que hay más tensión”. Un próximo 2025 con elecciones y aniversarios. “Sí, de la Virgen del Mayor Dolor. Lo que haya que celebrar lo haremos”.

Parece que Madre de Dios volverá a abrir sus puertas. ¿Al fin se ha llegado a la voluntad de todas las partes implicadas? “Siempre ha habido predisposición, quizá nos hemos topado con mayores dificultades con las agustinas. Pero parece que ya están en ello. Ellas quieren vender el convento, pero la iglesia no se puede vender. La Agrupación es la que tiene más interés en este tema con el compromiso que junto al Ayuntamiento, puedan ponerla al día y abrirla”.

Una Semana Santa donde ya no habrá culto en las Catalinas. ¿Hay que adaptarse a los nuevos tiempos donde se cerrarán templos y se buscará cómo mantenerlos abiertos? “Que estén abiertos no quiere decir que tengan culto. Hay más oferta que demanda en Antequera. Se tienen dónde acudir”.

Vamos cerrando. ¿Qué pide para esta Semana Santa, cómo afrontarla? “Que se viva con más corazón, utilizando el mensaje de las franciscanas que vienen con el más María, con más corazón de Madre, con más Jesús, que lo hagan con el corazón de Jesús y de María, acompasando nuestro corazón con fe, esperanza y caridad con misericordia”.

Y a los cofrades que trabajan para ultimar todo detalle de su procesión. ¿Qué les pide este año? “Hay honrosas excepciones, con personas que lo han recibido desde chicos, en sus colegios, pero el cofrade es poco misero, que es distinto que mísero. Ojalá descubrieran la gran riqueza que es la Eucaristía dominical. Sí descubren la sabatina una vez al mes, pero deberían de conocerla en la misa de los domingos. Ojalá descubran el valor de Cristo en la Eucaristía. A mí me llama la atención y me duele, pero me consuela a veces, que quizá no han descubierto algo más. Por ejemplo, en San Sebastián está el cuadro de las Ánimas. Muchos llegan, entran y van derechos allí, pero dejan atrás el sagrario. Mi mensaje es que aunque vayan a las Ánimas o al Señor del Mayor Dolor, hay que visitar al amo de la casa que es el Señor que está en el sagrario. Por ello, repito que se viva la Semana Santa en la calle y en las iglesias, que no son incompatibles”. Ahí queda su reflexión.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
NOTICIAS RELACIONADAS
FincaEslava

Más recientes